Sigue a

Kim Kardashian

Kim Kardashian está empeñada en pensar que no tiene curvas. No sólo se photoshopea como una bellaca cada vez que tiene ocasión en cada foto oficial que suelta, no. En la vida real tampoco parece demasiado consciente de sus medidas, y en lugar de aceptarlas, se dedica a embutirse cual morcilla de León, cual morcón salmantino, en vestidos no consiguen soportar la presión. De una de éstas, va a terminar dejando tuerto a algún imprudente con una presilla.

¿Que qué le ha pasado a Kim? Pues que fue invitada a un programa de televisión y apareció enfundada en un vestido de cuero – para este tiempo es la ropa – más apretado que un traje de buceo. Vamos, que da la sensación de que para meterse en él tuvo que untarse de manteca.

Y ocurrió lo que tenía que ocurrir. Que antes de entrar a rodar, el vestido dijo “hasta aquí hemos llegado” y reventó la cremallera. Aquí podéis ver los estragos de calzarte una – o un par – de tallas menos de las que realmente tienes.

Kim Kardashian

Y digo yo, poproseros, con la pasta que tendrá esta chica, ¿no puede hacerse este vestido a medida? ¿Nadie le habló de los peligros de ir más apretada que una momia? Porque a mí se me han estropeado cremalleras como a todo hijo de vecino, pero ésa claramente ha explotado por la presión. Y que dé gracias de que no le pasara en directo mientras grababa. ¡Habría sido de traca!

Vía | Huffington Post
Foto | Instagram de Kim Kardashian
En Poprosa | Kim Kardashian, tú sí que sabes cómo subir el número de followers: mojada y enseñando pechamen
En Poprosa | Kanye West y Kim Kardashian, de rollo de una noche nada: ¡mudanza a la vista!

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios