Síguenos

Paris Hilton


Como siempre, la polémica y Paris Hilton van unidas de la mano hasta el fin de los días. Yo si fuera River Viiperi hasta sentiría celos, porque meterse en la cama con la rubia es meterse inexorablemente con su amiga la polémica también ¿En que nuevo lío se nos ha metido la Hilton esta vez? Pues como no, unido a al religión y al dinero, dos de los grandes motores de esta nuestra sociedad.

La reciente apertura de una sucursal de la cadena de tiendas de Paris Hilton en la ciudad santa saudí de La Meca ha desatado una ola de críticas de ciudadanos saudíes en las redes sociales porque consideran que es totalmente aberrante e injustificable que la rubia vaya poniendo zapatos y relojes a la vista de todos los fieles que vienen a rezar al santo sitio:

Permitir a Paris Hilton, uno de los símbolos del libertinaje occidental, abrir una actividad comercial en La Meca con su nombre es un menosprecio a los santuarios y una irresponsabilidad

Y el asunto no es para tomárselo a broma, que va, que por mucho que Paris Hilton esté enamoradísima de la vida de su River y de su tienda (tan solo con echar un ojo a su twitter nos percatamos de ello), los más razonables y pausados del asunto se han tomado la molestia de decirle que se lo plantee seriamente porque igual toman medidas contra ella y los más altos cargos religiosos se ponen en protesta contra la tienda. Y creedme que con todos los que son, ella saldría perdiendo seguro…

Vía | Vanitatis
Foto | Paris Hilton en Twitter
En Poprosa | No diga usted Paris Hilton y River Viiperi… diga Barbie y Ken
En Poprosa | River Viiperi, el nuevo novio de Paris Hilton, monta un pollo de flipar en Las Vegas

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios