Compartir
Publicidad

George de Cambridge, el que deja de un palmo de narices al Primer Ministro canadiense

George de Cambridge, el que deja de un palmo de narices al Primer Ministro canadiense
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En esta página estamos totalmente rendidos a la mini-realeza británica. No tiene nada que ver que yo me sienta una dama inglesa de corazón, no, es que es muy difícil no morir de amor con George de Cambridge capaz de ser un encanto y aún así dejar de un palmo de narices al Primer Ministro canadiense.

En serio, quién después de pegarse un viaje transoceánico, con el jet-lag, el poco sueño, el aburrimiento y tal no está de mal humor al bajar de un avión. Ya no hablemos si sois como yo y os quedáis habitualmente sordos. Pues eso, que por mucho que vayas en vuelo privado y seas George de Cambridge pues estás con ganas de pocos juegos y punto.

Y que sí, que bajas del avión con papá Guillermo y mamá Catalina y tu hermanita Charlotte todos conjuntados a la perfección en esos tonos azules... y viene Justin Trudeau (hay que hacerle un especial a este hombre) y te pone la mano para que choques y pasas. Y repite y le dices que no, y cambia la manera y pasas mil. Sí, eres un príncipe rebelde porque el mundo te hizo así.

Charlotte

Nos enamoró completamente con su saludo en batín a Barack Obama y este momento de espontaneidad nos ha dejado haciendo "¡Oooohhhh!" con una sonrisilla tonta. Adoramos a George, pero también vamos a empezar a hacer lo mismo con su hermana Charlotte, que mírala que tranquilita va en brazos de su madre pero no sé que me da que nos va a dar momentos de gloria también.

Fotos | Twitter Kensington Royal y GTres
En Poprosa - Morir de monería con el Príncipe George en pijama y el sueño de Alexander de Suecia
En Poprosa - 8 momentos adorables que nos ha regalado George de Cambridge

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos