Publicidad

Captain Euskadi: Viggo Mortensen nos da una impresionante lección de vida al recoger el Premio Donostia y le endiña una Doña Ostia al covid-19 con este alegato

Captain Euskadi: Viggo Mortensen nos da una impresionante lección de vida al recoger el Premio Donostia y le endiña una Doña Ostia al covid-19 con este alegato
Sin comentarios

Hay pocas estrellas como él, capaces de interpretar papelones como en 'Green Book', 'El señor de los anillos' o 'Captain Fantastic' y bailar un pseudo chotis antes de recoger el premio Donostia de 2020, un año que nadie olvidará (para mal o para mal, creo que el "para bien" está de viaje, como la madre de ¡¡¡Estefaníaaaaa!!!).

No es el único galardón con el que la 68 edición del Festival de San Sebastián ha obsequiado al Celta de Viggo Mortensen, ya que también le regalaron un video homenaje de muchos amiguetes suyos como si estuviera muy enfermo o si cumpliera años en cuarentena (qué pesaditos hemos sido con las video felicitaciones) y dos camisetas de chandichuli para renovar su armario de ropa churri-puerca, pero cómoda, por si hay nuevo confinamiento.

Las camisetas talla 'M', porque la verdad que Mortensen se conserva de muertensen, han sido entregadas por Asier Illarramendi: una del Real Sociedad y otra del San Lorenzo de Almagro, un club argentino que no pintaba nada, ya, pero a él le gusta. Y si le gusta, le complacemos. Así de campechanos somos en España. ¿Se lo debemos a Juan Carlos I? Puede ser. O incluso a Revilla.

Viggo Festival T Viggo con todos sus regalos de Reyes de San Sebastián (que no San Sebastián de los Reyes)

El actor se ha mostrado muy 'Eskerrik askeado', que viene a ser 'agradecido' en euskera, aunque parezca todo lo contrario. De hecho, lo ha expresado tanto en este idioma como en un perfecto castellano que lo domina ya que, desde los 2 años hasta los 11, estuvo viviendo en Argentina. Ahora, también debe practicar bastante el español y es que su pareja, con la que comparte alcoba y hace piececitos en la cama, es una actriz española, Ariadna Gil.

Tal y como ha recordado Viggo (que no es la ciudad mejor iluminada del país en navidad, sino el actor), este premio ha sido entregado a artistas de gran renombre: Bette Davis, Lauren Bacall, Al Pacino, Robert De Niro y Glenn Close (la auténtica y única Cruella de Vil, por mucho que se empeñen a poner a otra en la nueva versión de Disney).

El cineasta estadounidense ha querido reflexionar en voz alta sobre el coronavirus. Algo que se agradece porque últimamente da bastante perecita por tenerlo hasta en la sopa (nunca de murciélago, of course): "De una manera u otra, el Covid-19 nos ha jodido a todos y seguirá jodiéndonos durante un buen rato, pero es sólo un obstáculo más en nuestra existencia", decía abriendo la puerta del concepto de la incertidumbre.

Y es que la incertidumbre siempre está presente, como bien dijo él, menos en 'La Isla de las Tentaciones', que tenemos la certeza de que va a haber cornamenta. "La incertidumbre es ley de vida, pero no olvidemos que la vida es un regalo. Hemos de seguir adelante, acompañando a los que están solos y honrando a los que ya no están, haciéndolo lo mejor posible con lo que podamos imaginar", concluyó Mortensen.

Viggo Celta Mortensen haciéndose un Ana Obregón en los TP de oro

"Gora Donostia Zinemaldia y "¡Viva el cine! ¡No nos vamos a rendir!", decía Viggo para terminar con el típico síndrome de apego al micrófono de los famosos premiados, y es que no hay quien se los quite cuando se ponen a hablar y a gozarlo mientras se escuchan. Tranquila Terelu, ya mismo es tuyo. Tú sigue así, como en 'Paquita Salas'...

Fotos | G Tres

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios