La gran mentira de 'Cincuenta sombras de Grey': así es como estafaron a Dakota Johnson para meterse en la piel de Anastasia Steele

La gran mentira de 'Cincuenta sombras de Grey': así es como estafaron a Dakota Johnson para meterse en la piel de Anastasia Steele
Sin comentarios

Fueron muchos los que cayeron rendidos ante el entramado erótico-festivo que reinaba en las peliculitas calentorras de la salga de 'Cincuenta sombras'. La historia de amor protagonizada por Dakota Johnson y Jamie Dornan, que viene siendo la versión gourmet del rollete de 'Hacendado' entre Anabel Pantoja y Yulen Pereira, hizo que el imaginario colectivo convirtiera en escenitas de dos rombos hasta el hecho de comprarse un rasca de la ONCE.

Ahora, la intérprete que se metió en la piel de Anastasia Steele, Johnson, ha concedido una entrevista para 'Vanity Fair' con motivo de la promoción de su nuevo filme 'Cha Cha Real Smooth', en la que ha parloteado sobre la ficción que la catapultó al estrellato.

De hecho, la actriz ha dejado claro que el resultado de la película fue totalmente diferente al que a ella le vendieron de primerísima hora: "Yo era joven, tenía 23 años. Así que tenía miedo. Se convirtió en una locura. Hubo muchos desacuerdos diferentes. No he podido hablar de esto con sinceridad nunca, porque quieres promocionar una película de la manera correcta, y estoy orgullosa de lo que hicimos en última instancia porque todo resulta como se supone que debe ser, pero fue complicado. Firmé para hacer una película muy distinta de la que acabamos haciendo".

d
Dakota y Jamie como Anastasia y Christian en 'Cincuenta sombras liberadas'

Según ha confesado Dakota, el principal error fue adaptar literalmente los libros de la autora de esta saga calenturienta (E.L. James) a la gran pantalla ya que fue lo que más dolores de cabecita le dio tanto a ella como al equipo de detrás: "Exigía que se hicieran ciertas cosas. Había partes de los libros que simplemente no funcionaban en una película, como el monólogo interior, que a veces era increíblemente cursi. No funcionaba si se decía en voz alta. Siempre fue una batalla. Siempre".

 

Sin embargo, la chiquilla no se arrepiente de la experiencia aunque eso sí, si hubiera sabido la de vueltas que iba dar el guion para adaptarse a las novelas, otro gallo hubiera cacareado: "No creo que nadie lo hubiera hecho. Habría sido como: 'Oh, esto es una experiencia psicótica'. Pero no, no me arrepiento. Fue genial para nuestras carreras. Algo increíble. Algo afortunado. Pero fue raro. Muy, muy raro", ha zanjado.

Temas
Inicio