Anna Ferrer Padilla, pillada fingiendo su asistencia a los Goya: la forma tan ridícula en la que ha sido cazada

Anna Ferrer Padilla, pillada fingiendo su asistencia a los Goya: la forma tan ridícula en la que ha sido cazada
Sin comentarios

¿Os acordáis de Sonia Monroy enrollada en una bandera de España como si fuera un kebab patriótico intentando superar a los guardias y poder entrar en la gala de los Oscars? ¿Y de Anna Allen, de 'Cuéntame', inventándose un currículum internacional como todo español medio con su nivel básico de inglés y haciendo como que posaba en la alfombra roja de los Goya cuando en realidad estaba con su bata de boatiné viendo la ceremonia desde casa con el móvil en la mano?

Pues de los mismos creadores, llega por fin la última entrega de la saga de 'Fake Red Carpet' con Anna Ferrer Padillla como gran protagonista: la hija de Paz ha sido cazada fingiendo haber estado en la alfombra roja de la gala de los Goya que se celebró en Valencia el pasado 12 de febrero.

 

Anna Ferrer Padilla viajó en su AVE de Madrid a Sevilla con toda la estrataGema López ideada. La influencer anunciaba muy emocionada su asistencia al photocall donde iba a posar toda gran figura del cine español (bueno, y Arturo Valls que también estaba por ahí): "Que empiece la fiesta del cine. Estoy muy feliz de estar hoy aquí, apoyando el cine de nuestro país, un sector que admiro y disfruto tantísimo. Gracias por contar conmigo para una noche tan especial", escribía desde la capital de las Artes y las Ciencias (del engaño) agradeciendo a los académicos la invitación que nunca le llegó.

Paz Padilla también presumía orgullosa de que su hija hubiera conseguido la tan ansiada invitación a la gala de los Goya a la que ella como actriz nunca había tenido acceso: "La noche del cine, no puede ir más guapa mi bebé", compartía no se sabe si siendo cómplice o víctima de este efecto óptico con el que Anna quiso hacernos ver que ella y Carmen Machi jugaban en la misma liga (y no, no porque ambas hayan consumido la misma cantidad de yogures para ir al baño de los que anunciaba la actriz de Aída).

 

Al poco tiempo, las redes se percataron de que Anna Ferrer estaba formando parte de la estafa piramidal de los influencers en la gran noche del cine español. Los instagramers usaron la gala para promocionar sus estilismos y publicitar a una famosa marca que les puso una carpa para que siguieran la gala desde el exterior. Natalia Cabezas, Guillermo Campra y muchos más prescriptores también participaron de esta perfomance tan cutre. 

 

Una sucia manera de justificar una ocasión para lucir modelito gratis a cambio de dar a conocer su estilismo, en esta ocasión de Vicky Martín Berrocal (precioso, todo sea dicho de paso): "Sigo soñando con la noche de ayer Goya 2022", mantenía al día siguiente Anna Ferrer estirando el chicle de su engaño haciendo creer a sus followers que podría haber estado nominada en la categoría de Mejor Actriz Revelación.

Temas
Inicio