La gran mentira de 'Sexo en Nueva York': Sarah Jessica Parker revela el secreto con el que la serie engañó a sus fans durante más de 20 años

La gran mentira de 'Sexo en Nueva York': Sarah Jessica Parker revela el secreto con el que la serie engañó a sus fans durante más de 20 años
Sin comentarios

Una de las legendarias series televisivas que más ha durado en pantalla, con todo el perdón a los salseos históricos que emiten en 'Cuéntame Cómo Pasó', es 'Sexo en Nueva York'. Carrie (Sarah Jessica Parker), Samantha, Miranda y Charlotte nos descubrieron sus peripecias sexuales y amorosas entre los años 1998 y 2004 además de producir dos peliculones de la misma saga en 2007 y 2010.

Tales eran las ganitas del público de volver a ver a estas cuatro coleguis en pantalla que los directivos se vieron obligados a anunciar el regreso de la panda con el reboot 'And Just Like That' cuyo primer capitulito tuvo lugar en diciembre del año pasado y estuvo marcado por dos dramitas la mar de chungos: la ausencia de una de sus protas (Kim Cattrall, AKA la liberal Samantha) y la eliminación de las escenas de Chris Noth, marido ficticio de Sarah, tras ser acusado de cometer varios delitos sexuales.

Uno de los hechos que más caracterizó a estas amiguis, aparte de poner de vuelta y media a los hombres que les rompieron el corazón y de solucionar sus problemillas con grandes dosis de cócteles, fue la moda. El cuarteto de treintañeras (ahora cincuentonas fabulosas en la secuela) invirtió una buena pasta gansa en lucir trapitos de firma en cada capítulo hasta tal punto que se convirtieron en iconos de moda en la vida real.

Ahora, Saritah la trolitas ha concedido una entrevista para 'Daily Mail' donde ha revelado que tuvieron que tirar de bolsitos más fakes que un "Luisvi" a 20 lereles en el top manta en alguna que otra escena.

r
La banda de Carrie derrochando estilo y millones por la Gran Manzana

Más concretamente se trata un bolso de la marca deluxe 'Hermès' cuyo precio puede oscilar entre los 6.000 y 50.000 pavitos, casi para la cartera. El motivo por el que Carrie adquirió dicho accesorio en los rastrillos que capitanean los programas de los 'Gipsy Kings' no fue otro que ocultar su barriguita de embazada con las dimensiones del mismo ya que no tuvieron tiempo de conseguir el original: "La estilista, Pat Field, conocía a alguien que le preguntó si quería una Birkin falso porque podía conseguírselo (...). Ese bolso tenía un trabajo que hacer, solo uno, y lo hizo mal. Quizá si hubiese sido uno auténtico, habría funcionado mejor", ha sentenciado la actriz, dejando clarinete cómo se le puede apreciar el embarazo en ese capítulo.

g
Sarah, su barriguita incipiente y el bolso fake
Temas
Inicio