Las declaraciones más machistas y homófobas de Kiko Matamoros, camufladas en su faceta de "cultureta"

Las declaraciones más machistas y homófobas de Kiko Matamoros, camufladas en su faceta de "cultureta"
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

El pasado domingo el diario 'El Español' anunciaba el nacimiento de una nueva marca, 'Porfolio'. Un espacio, supuestamente, reservado para grandes entrevistas y reportajes con enfoque cultural para "ofrecer a los lectores un periodismo de calidad". Todo parecía idílico hasta que descubrimos que su hado padrino (ni se me ocurre llamarlo 'hada', se nos vaya a ofender) Kiko Matamoros que, como todo el mundo sabe, después de Almudena Grandes y Pérez Reverte es la máxima autoridad cultureta de nuestro país.

Vamos, es como si estrenaras un canal de Youtube de lectura con la escritora Paz Padilla como invitada, si inauguraran un refugio animal con un Tamagotchi o si comenzaras un programa de música con la actuación en primicia de Chayo Mohedano: una incoherencia en sí misma. Pero atención, que viene lo mejor. La charla con el colaborador de 'Sálvame' se ha producido en la Biblioteca Nacional y se ha ilustrado con unas fotos de Kiko con gafas de sol y fumando al más puro estilo James Dean...

 

Las declaraciones de Kiko Matamoros en dicha entrevista concedida en exclusiva a esta novedosa sección no tienen desperdicio, parecen ser de alguien con más pinta de comer directamente del plato sin cubiertos y de dormir en una acogedora cueva tras haber cazado un mamut para comer mientras que su señora esposa prepara el fuego. Si Carlota Corredera la ha leído, la pobre se habrá gastado los dinerales en colirio para calmar la irritación de sus ojos y en algún vinito bueno para tratar de olvidar.

"La mujer sí necesita sentir al lado a alguien"

Para 'Killmoors', su papel en la tierra es fundamental. Lleva años siendo un semental como voluntariado por y para la mujer que, según él, "necesita sentir al lado a alguien que sea capaz de responder por ella en determinadas circunstancias", porque claro, ellas no pueden hacerlo por sí solas.

Dl U492865 042
Kiko, rodeado de mujeres que necesitan sentirle al lado

"Si tu pareja es agredida por la calle, lo que espera de ti es que la defiendas, no que le digas 'querida, vamos a poner una denuncia'. El macho ibérico no agoniza ni en España ni en ningún lado", añadía Kiko dando a entender que la supervivencia del hombre se basa en actuar contra la violencia con más violencia, evitando los mecanismos que nuestro sistema ofrece para combatir la desigualdad. Él, como hombre, sabe perfectamente qué es lo que esperan las mujeres... ¡Claro que sí, campeón!

"Los cerebros del hombre y la mujer son distintos"

Puede que Kiko Matamoros, uno de los pocos hombres y heteros que trabajan en su programa de "rojos y maricones" (palabras dichas por su jefe JorgeJa), se sienta con cierta potestad de hablar por las mujeres por estar rodeado de ellas en su día a día. Pero es que también se siente cualificado para dilucidar sobre las diferencias entre el cerebro masculino y el femenino. Este se ha visto la primera temporada de 'Érase una vez el cuerpo humano' y ya se cree una eminencia de la neurociencia... Pero vamos, no le culpo, que yo me veo una edición de 'Masterchef Celebrity' y ya me creo crítico gastronómico cada vez que piso un restaurante (aunque sea de menú).

"Los cerebros del hombre y de la mujer son distintos, ya pueden ponerse las feministas como se pongan, ya pueden decir lo que quieran. Tenemos habilidades y sensibilidades diferentes, lo indica la neurociencia", decía basándose en un estudio de la Universidad Neurocientífica de... Bueno, la fuente no la ha dicho.

Los machos con tatuajes

Como tipo duro (porque los hombres somos como los turrones, nos clasificamos en duros y blandos), Matamoros ha defendido la gran importancia del papel de la mujer en nuestro día a día: han nacido para ser el punto flaco de los machos ibéricos.

"La debilidad de los tipos duros, posiblemente sea su mujer, su pareja. O de las tipas duras. Pienso en toda la gente que conozco del Lumpen y casi todos llevan tatuajes relativos al honor, la familia y la libertad", aseguraba tras un detallado estudio con una muestra representativa de la población que ha elaborado.

"Nos íbamos de copas con homosexuales mayores que nostros y nos invitaban"

Jorge Javier y Kiko

Como ONVRE de categoría, por definición, Kiko no puede permitirse que se siga divagando sobre su certificación ibérica 100% extra y ha desmentido haberle dado alguna vez al bacalao tostado con algún señor, más allá de un tonteo inocente para conseguir copas gratis o jugar con las ilusiones de aquellos que se fijaban en él.

"No he tenido ninguna experiencia homosexual, pero sí he tenido muchas propuestas y gilipolleces. He tonteado con alguno porque le veía y tal y le daba cuartelillo, pues yo que sé, no sé si por morbo", reconocía muy orgulloso de haberse reído de alguno en su cara.

Kiko, en su juventud, fue perfeccionado su técnica hasta sacar tajada de alguna forma: "He tenido mucha relación con homosexuales. Les he querido mucho, me han querido. Es más, de chaval, con 16 años, iba con una panda de los que eran mis mejores amigos y nos íbamos con homosexuales mayores que nos invitaban...", concluía dejando su relato en lo más alto.

Fotos | GTRES

Temas
Inicio