Publicidad

El día que un mendrugo llamó gorda a Anne Hathaway

El día que un mendrugo llamó gorda a Anne Hathaway
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Hay cosas inexplicables en el mundo. Nadie sabe por qué hay yogures del sabor que te gusta pero no son desnatados, ni por qué cuando ves corriendo al vecino parece Usain Bolt y en comparación, tú estás más en esta linea. Es imposible descifrar por qué no hay nunca nada en la tele cuando tienes tiempo libre, y además de todos estos dilemas, el más enigmático de todos es por qué hay peleles que se dedican a llamar gorda a una chica que acaba de parir. Anne Hathaway, para más inri.

Os pongo en contexto. Anne ha sido madre hace muy poquito, no sé si llega a los dos meses. Vamos, que está en esa etapa en la que todas –¡todas!– estamos lidiando con esos kilos que hemos cogido durante el embarazo y que poco a poco vamos perdiendo. O no, que tampoco pasa nada. Al final se trata de que estemos a gusto y sanas, y punto pelota.

Anne sabe que por su profesión, lo ideal es tener un peso controlado y una figura muy determinada, aunque nunca ha sido una de esas actrices "saco de huesos" que sí vemos en otros casos. Ella siempre ha tenido formas, curvas y aun estando delgada, daba gusto verla. El caso es que Anne está decidida a ponerse otra vez en forma y se fue al gimnasio a ponerse manos a la obra. Apenas dos meses después de parir.

Se puso a levantar pesas pequeñitas para ir recuperando poco a poco la fuerza y hacer ejercicios suaves, vamos, lo lógico cuando has estado cierto tiempo parada y no quieres poner en peligro tu físico por hacer el gañán.

Sí, me entreno con pesas de 1 kilo, pero he expulsado a un bebé de mi cuerpo, así que me siento estupendamente. No me importa lo que parezco, yo me siento genial.

Hasta ahí todo perfecto. Pero mientras ella estaba ahí tan contenta, llegó un tío que según sus palabras, parecía "el entrenador de Thor". Se la quedó mirando y empezó a entablar conversación con ella, hasta el punto de que Anne creyó por un momento que el palomo le estaba tirando los tejos.

Decidí que iba a dejar caer que acaba de ser madre. Y le digo, 'Sabes, he estado entrenando aquí durante mucho tiempo, pero lo dejé porque acabo de tener un hijo hace 7 semanas'. Y esperaba que me dijera lo mismo que te dice todo el mundo cuando cuentas que has tenido un bebé: "estás genial". No importa si es verdad. Si alguien te dice 'Tuve un bebé hace 13 años', dices, 'estás genial'. Es lo que haces. Es la etiqueta. Así que le dije eso al tío, y me contesta: '¿estás intentando perder el peso del embarazo?'

Anne se quedó ojiplática, porque entre el tono en que el tío lo dijo y que después se dio la vuelta y se fue, la pobre se sintió súper insultada. Le contestó que simplemente estaba intentando recuperar la fuerza, nada más, pero confiesa que cuando el tío se marchó, lloró un poco, desconsolada por el tema.

Así que para flipar un poco, ¿no os parece?

Vía | Glamour
Foto | IMDB
En Poprosa | Baby News: de la barrigola de Anne Hathaway a la manita de Saint West
En Poprosa | Nuevo bebé en camino: tenemos embarazados a Anne Hathaway y a Adam Shulman

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios