Hande Erçel ('Love is in the air'), a un paso de llamar a Esperanza Gracia: esta es su "creencia supersticiosa" que siempre debe cumplir

Hande Erçel ('Love is in the air'), a un paso de llamar a Esperanza Gracia: esta es su "creencia supersticiosa" que siempre debe cumplir
Sin comentarios

No podemos evitar ponernos un poquitín tristones. ¿Qué le hacemos, si queda un mes (más, menos) para que acaben de emitir la segunda temporada de 'Love is in the air' en Turquía? Y que no, que esto no significa que acabe la temporada y ya está. ¡Sino que acaba la serie para siempre!

Pero no queremos recrearnos en el drama, que nosotros somos muy de eso. Que ahora venimos a hablar de Hande Erçel, la actriz que ha conquistado a medio mundo gracias a su trabajo como Eda Yildiz en la serie que protagoniza junto a Kerem Bürsin, su amorcín ficticio y real.

 

Y la Erçel también tiene sus manías. Y sus cosas especialitas. Como las supersticiones, por ejemplo. Y no, menos mal que todavía no le ha dado por echarse sal a la espalda para quitarse las malas energías y aliñarse como una ensalada mixta... Pero a un pasito está de echarse el salero al bolso.

Por el momento tiene otro tipo de manías. Así lo explicó ella misma en el programa del cómico Ibrahim Selim (un Pablo Motos a la turca... y en versión cómico, ejém, ejém). Fue durante una entrevista cuando confesó: "Tengo creencias supersticiosas".

 

Pero, ¿de qué clase?, te estarás preguntando ahora mismo. Pues que todo lo hace "en tres". "Decirlo tres veces o hacerlo tres veces. Si hago algo secreto. Por ejemplo, si deseo algo, lo deseo tres veces. Si mis dedos se mueven es que lo estoy pensando tres veces", añadía.

¡Hande, espérate, no vayas tan rápido! ¡A ver si se te ha ido un poco la lengua! "Siento que ahora no va a funcionar porque lo he revelado", reconocía al darse cuenta de todo lo que había largado. Pues claro, chica, si es que estas cosas no hay que contarlas porque pierden su magia... Aunque no haya ninguna base científica que lo demuestre.

 

Manías tenemos todos, hay que reconocerlo. Y esta confesión nos ayuda a saber que nosotros no somos los únicos... Bueno, y también está bien saberlo por si en alguna ocasión te encuentras con la Hande y te guiña un ojo tres veces. No es que se haya quedado pillada, es que está pidiendo un deseo.

Temas
Inicio