Publicidad

Lara Álvarez ya no quiere un príncipe azul, sino un Steve Jobs: estas son sus preferencias en el amor

Lara Álvarez ya no quiere un príncipe azul, sino un Steve Jobs: estas son sus preferencias en el amor
Sin comentarios

Lara Álvarez, la portera de la Palapa de 'Supervivientes', la que pasa el mocho después de las pruebas de líder para limpiar la playa de los rastros de sangre y recoge los pelos de los de la isla de los cada vez menos famosos que se rapan por diez pizzas congeladas marca 'Dr. Oetker', se ha pasado esta vez al bando de las pizpiretas famosas que hablan de amor en las revistas. A falta de la 'SuperPop', tenemos a la Larita Presumida se sube al carrusel amoroso de 'Lecturas'. ¿Habrá hecho el test de 'Descubre qué SMS volverá loco a tu chico'?

Hola

La presentadora ha hecho la carta a los Reyes Magos del amor, y eso que se suponía que estaba enchochaíta perdida de ese artista conceptual llamado Adrián Torres al que le gusta más un colorinchi que a ella lucir un modelito de bucanera sexy, pero con clase, no como los disfraces picantones que venden en los chinos para enseñar cacha por Halloween: "No busco el amor de cuento de hadas, sino el amor inteligente", ha dicho Lara lamentándose por llegar años tardes y no pillar en su época más lozana a Einstein y envidiosa con la Preysler por haberse pillado ya a Vargas Llosa.

Álvarez fija como referentes en el mundo 'oso amoroso' a sus padres, que llevan 36 años casados, más o menos lo que tarda la Seguridad Social en darte una cita médica, y también su hermano , un gran apoyo para ella y para media España que, cada vez que ve a Bosco en Instagram, se imagina dándose un revolcón en la arena a lo Rosa Benito y Amador Mohedano con este surfer boho chic: “Sé que, por muy sola que esté, tengo en el mundo a mis padres y a mi hermano, y la palabra ‘soledad’ no existe para mí”.

Lara está en un momento muy feliz trabajando en el reality más churri puerco de la tele, 'La Casa Fuerte', ese programa que está lleno de 'paluegos' televisivos, es decir, todos esos famosillos que han sido descartados o reciclados de 'Supervivientes', 'GH VIP' y 'el olvido': "Es un subidón, porque estaba de vacaciones desde que terminé ‘Supervivientes’ y a mí me encanta trabajar, disfruto mucho, me cambia hasta el humor".

Cuando le preguntan a la presentadora por sus relaciones amorosas, Lara apura con las respuestas diplomáticas, que viene a ser como el echar agua al jabón para aprovecharlo de las entrevistas: “Conocer a alguien no siempre es fácil. Ya tengo una edad y unas rutinas, y cada vez es más difícil encajar”, ha contestado... ¿Dejando caer que ya no sigue con el pintor gaditano de brocha gorda? Puede ser, ¡eh! Después de esta contestación, veo más negro el futuro de ese shippeo que una escena de 'Juego de Tronos', la verdad...

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio