Sofía Cristo vuelve a ponerse violenta (esta vez con la prensa) al ser preguntada por la relación de Bárbara Rey y Bigote Arrocet

Sofía Cristo vuelve a ponerse violenta (esta vez con la prensa) al ser preguntada por la relación de Bárbara Rey y Bigote Arrocet
Sin comentarios

De no ser porque todos los papeles de chunga de barrio están cubiertos por Najwa Nimri, a Sofía Cristo no le faltaría el trabajo en series y películas españolas. Por desgracia, sus continuos desplantes en actitud chulesca y con aires de grandeza no son fruto de la ficción sino de la realidad.

Tras su expulsión disciplinaria del reality 'Secret Story: la casa de los secretos' por su empujón a Miguel Frigenti, la hija de Bárbara Rey ha respondido con muy poca educación y amenazante a una compañera periodista que le ha preguntado en mitad de la calle por la relación de su madre con Bigote Arrocet.

Mientras que su madre seguramente le enseñó a utilizar las piernas como arma letal de seducción y herramienta para dejar a todos boquiabiertos con una buena bajada de escalera (muy de B1 en vedette), la Sofi prefiere utilizarlas a modo de defensa personal con patadas giratorias de karate kid. La pelirroja más peligrosa ha pedido a una periodista de 'Europa Press' que apagara la cámara siguiendo la ley Mila Ximénez que hace poco invocó Jorge Javier Vázquez para expulsar a Lucía Pariente de un plató: "Yo no amenazo, ejecuto".

"Hola, Sofía, buenos días. ¿Nos atiendes un momentito? Es solo para preguntarte qué te parece que hayamos vuelto a ver a Edmundo con tu madre", le decía con mucha educación una periodista en un tono de lo más agradable. "¡He dicho que no, apaga la cámara! ¡Apágala!", ha repetido sistemáticamente Sofía montando uno de sus mayores Cristos dejando anonadada a la compañera reportera y evidenciando que la exconcursante de 'Secret Story' necesita una dosis urgente de ubicaína.

F768x1 3669 3796 226

Más tarde, la hija bárbara de Bárbara Rey (que presume de estar "en el mejor momento de su vida" de paz y amor para todos) ha redactado un comunicado oficial donde ha pedido por favor a los reporteros que, ahora que no le conviene, le dejen tranquilita como si la fama fuera una asignatura optativa que no ha decidido cursar en este primer trimestre del año 2022: 

"A la prensa de corazón de este país dejadme en paz de una vez con las cosas de mi madre y marchaos de la puerta de mi casa, que no puedo sacar tranquila ni a mi perra. Lo que queráis saber de ella, vais directamente a ella y le preguntáis. Muchas gracias", escribía en su perfil de Instagram a modo de Reyes Magos suprimiendo la parte de "este año me he portado muy bien"... Por algo será.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio