Tamara Falcó y su impactante confesión al hablar de 'El juego del calamar': "A una profesora de mi colegio la asesinaron por un juego de rol"

Tamara Falcó y su impactante confesión al hablar de 'El juego del calamar': "A una profesora de mi colegio la asesinaron por un juego de rol"
Sin comentarios

Hay gente a la que le ha gustado más y otra a la que le ha gustado menos, pero si algo tiene el mundo a día de hoy en común —además de tener dos manos, dos pies y esas cosas— es que está muy pesadito con 'El juego del calamar'. Y es que aquí da igual la edad: que lo mismo lo ve una abuela de 90 años que un niño de 10.

Y de este último grupo, los más peques de la casa, es sobre los que hablaron ayer en la tertulia de amigas y conocidas de 'El Hormiguero'. Porque a los colaboradores no les hace mucha gracia que a los niños dejen de ver a 'Dora la Exploradora' para deleitarse con litros de sangre, disparos en la cabeza y un chupinazo de sadismo.

Cristina Pardo, por ejemplo, opina que "esta serie es compleja para que la vea un niño menor de 16 años", ya que todavía no tiene "los filtros y los criterios" necesarios. Que esa es aún edad de ver 'Pesadillas' y de leer a Gerónimo Stilton.

Juan Del Val

Más que nada porque luego a los jovenzuelos se les puede acabar yendo la pinza, que nos conocemos. Aunque sobre esto Juan del Val cree que "culpar a lo que vemos de determinadas acciones me parece un poco injusto". "Yo digo que 'El juego del calamar' puede ser una excusa para que alguno de los niños ya violentos puedan desarrollar esa violencia. Pero no creo que la propia serie genere de por sí esa violencia", añadía.

La impactante confesión de Tamara Falcó

Aquí es entonces cuando Tamara Falcó, que también está sentada a la mesa de la tertulia, hace su aportación estelar. La Falcó quiso sacar de su baúl de los recuerdos un detalle un poco gore de su pasado. Y es que enlaza 'El juego del calamar' con "los juegos de rol", que hace años fueron tan famosos.

 

"Había niños que jugaban", comienza explicando. "De hecho, a una profesora de mi colegio la acabaron asesinando", añade. ¡Pum! Esto sí que es un buen giro de guion. Y claro, la mesa se queda sorprendida y se les acaba cambiando la cara hasta a las hormigas. "Hubo un asesinato, sí, por culpa de los juegos de rol". Nosotros, por si las moscas, únicamente jugamos a 'Los Sims'.

Temas
Inicio