Publicidad

Cristiano Ronaldo y las vueltas sobre su vientre de alquiler

Cristiano Ronaldo y las vueltas sobre su vientre de alquiler
26 comentarios

Desde que saltó la noticia de que Cristiano Ronaldo había sido padre, así por generación espontánea, sin verlo venir, ya se ha dicho de todo. Creo que hay teóricos de la conspiración que empiezan a creer que es fruto de un plan malvado del gobierno de algún país, porque madre mía lo que puede dar de sí el temita.

El caso es que, a pesar de que el futbolista está de vacaciones en Nueva York con su chica de la que se dice que sigue destrozada porque no se esperaba tampoco la noticia y está totalmente desolada (nena, lo tienes bien fácil, qué ganas de sufrir…), las noticias se han ido sucediendo una tras otra sobre quién es la mujer y todas esas cosas.

En lo que parece coincidir todo el mundo es que se ha tratado de un caso de vientre de alquiler, como lo que hizo en su día Ricky Martin (normal que le felicitase vía twitter). La mujer sería una norteamericana a la que contrató el año pasado tras una vacaciones en Florida cuando le dio por visitar clínicas de fertilidad (ya véis, unos se van a Disney World, y él de clínicas de fertilidad, pura diversión…).

Parece que el chiquillo pensó que eso de tener que lidiar con una mujer, madre de su hijo era demasiado para él y decidió hacer las cosas por sí mismo. Claro, que con las joyas que se ha llevado al catre (que sepamos) casi que lo veo hasta normal, no me quiero imaginar a Nereida Gallardo de madre de sus hijos… ¡miedos mil!

Pero ojo, porque ahí no acaba la noticia. Ahora la nueva información que ha salido a la luz según The Sun, es que C-Ron habría pagado hasta doce millones de euros a la mujer en cuestión para este trámite y para que guardase completo silencio, cosa que es bastante fácil de lograr con semejante cantidad de billetes. Virgen de las castañuelas, qué cantidades chato, yo sé de más de una que te hubiese concedido el deseo por mucho menos…

El caso es que ahora el crío ya está en Portugal con su abuela y tías. Se llama Cristiano según se dice, como no podía ser menos, el ego de papi no podría decir otra cosa y está perfectamente, a la espera de que el patriarca vuelva del descanso estival.

Conclusión, ya os avisé que este tema iba a dar mucho de qué hablar… ¡y lo que nos queda!

Vía | The Sun

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios