La radical transformación física de Víctor Púa ('OT 7'): de descartado en la última edición de Risto en 'Operación Triunfo' a fundador de una empresa de éxito

La radical transformación física de Víctor Púa ('OT 7'): de descartado en la última edición de Risto en 'Operación Triunfo' a fundador de una empresa de éxito
Sin comentarios

La séptima edición de 'Operación Triunfo', emitida en Telecinco, no solo se convirtió en el declive máximo de Risto Mejide como miembro de la mesa del jurado, sino que también en (probablemente) una de las ediciones con menos tasa de éxito en sus concursantes. Solo hay que decir que los triunfitos más recordados de esta edición de Telecinco son los que ejercieron como 'Supersingles', es decir, cantantes de '¡Qué tiempo tan feliz!', y el primero de sus expulsados: Víctor Púa. ¿Pero qué fue de él?

Corría el año 2009 cuando este joven de 18 años vio cómo su sueño de ser cantante se veía frustrado por ser uno de los dos expulsados a las puertas de entrar a la academia. Aunque en esta edición hicieron la excepción de que tanto Patty como Elías como él tuvieran la oportunidad de entrar en ella a pesar de ser los candidatos a abandonar la gala 0, finalmente Púa fue el expulsado de la primera gala de este 'OT 7'.

Captura De Pantalla 2023 01 08 A Las 20 21 01

A pesar de su temprana expulsión, Víctor al salir del concurso consiguió lanzar el single 'Volver a sentir'. Sin embargo, tras la filtración (quizás falsa) de una foto suya como Dios lo trajo al mundo, no supimos nada de él hasta que siete años después, en 2016, volvió a aparecer en escena esta vez como uno de los compositores de 'Say Yay!', el tema con el que Barei nos representó en Eurovision en ese mismo año.

 

Ahora, siete años después, sabemos que Víctor Púa es uno de los fundadores de una conocida plataforma audiovisual para crear música y donde jóvenes talentos pueden dar a conocer su música. Aunque sin duda alguna lo que más sorprende es su cambio físico porque, a pesar de conservar su característico atractivo, ahora muestra una imagen mucho más madura e incluso intelectual. Y es que el catalán ya tiene 14 años más que cuando lo conocimos, es decir 32 añitos.

 

 

 

Temas
Inicio