El increíble cambio físico de Bárbara Rey, la musa del destape que ahora cuenta su idilio con Juan Carlos I

El increíble cambio físico de Bárbara Rey, la musa del destape que ahora cuenta su idilio con Juan Carlos I
Sin comentarios

La historia de María Margarita García García por fin ha visto la luz. No es ella quien la narra, pero sí ha dado la aprobación al director Daniel Écija para llevar a la pantalla su propia vida, la vida de Bárbara Rey.

Fue una de las mujeres más deseadas de España. Su cuerpo escultural y su personalidad embaucadora conquistaron a un país que durante años cayó rendido a sus pies. Y fue entonces, en mitad de aquella vorágine de éxito y lujuria, cuando don Juan Carlos se fijó en ella.

Tal y como revelan los primeros capítulos de la serie 'Cristo Rey', Bárbara mantenía un idilio con el entonces Rey de España a espaldas de doña Sofía. Él era un hombre casado, pero su matrimonio estaba roto y le gustaba divertirse con la musa del momento: “Sábado por la noche de un día de invierno de 1994. En el chalé de Bárbara Rey, el Vega Sicilia está a 17 grados. Ha puesto dos copas y un plato de Jabugo. Los Cohiba, en su caja metálica (....) Ella está sola, esperando a su amado. (…) El hombre al que está esperando, su amor desde hace ya 16 años, es el rey de España", relataba Pilar Eyre en uno de sus escritos, tal y como publica Nius.

La historia entre Bárbara y el monarca era un secreto a voces, pero desde Zarzuela compraron su silencio a golpe de billetera. Ella cerró el pico, y ahora, con Juan Carlos exiliado y una monarquía algo debilitada, la ex vedette parece haber accedido a contar su historia a través de otros. Y sí, lo más probable es que haya sacado tajada.

Bárbara Rey - Gtres
Bárbara Rey - Gtres

En cualquier caso, lo cierto es que Bárbara era un auténtico pibón. Volvía locos a hombres y mujeres. A toreros, cantantes o incluso monarcas. Era la musa de la nueva España y cobraba auténticos pastizales por ello. Actuaba, cantaba, presentaba y lo que fuera necesario, siempre luciendo un físico capaz de embrujar a cualquiera.

Con el paso de los años, la que fuera esposa de Ángel Cristo sigue siendo una mujer imponente. Mantiene esa melena rubia que volvía loco al emérito, esa mirada sensual y ese magnetismo que cautivó a una nación. Su etapa sobre los escenarios terminó. Se paseó después por los platós para narrar sus aventuras sexuales y ahora vive tranquila entre Marbella y Totana (Murcia).

Barbara Rey - collage poprosa
Barbara Rey - collage poprosa
Temas
Inicio