Publicidad

¡Vaya pillada! Enrique Ponce es cogido por un toro y Ana Soria lo sufre desde la barrera

¡Vaya pillada! Enrique Ponce es cogido por un toro y Ana Soria lo sufre desde la barrera
Sin comentarios

Hay etapas de la vida donde el amor te obnubila, te aplatana, te lleva a la luna de Valencia, o a la de Soria en este caso, ¿puede ser la causa de lo que le haya pasado a Ponce? Está por confirmar. Lo que es seguro es, que a pesar de la cogida del toro llamado 'Rompeolas', Enrique ha sido levemente herido en el ruedo del Puerto de Santamaría (¿cuándo serás mía?) y se encuentra bien. Ahora tendrá que familiarizarse con otro tipo de muleta...

"Rompeolas lo prendió por el brazo, lo encunó unos segundos y lo lanzó al ruedo. Con Ponce inmóvil, afortunadamente el toro no hizo por él y no hubo consecuencias que lamentar", describe Rosario Pérez de ABC con una crónica taurina más difícil de entender que las instrucciones para montar un mueble sueco.

Es curiosa la jerga taurina y cómo torean las palabras los periodistas especializados, ¡ole qué arte!¡qué sabrá Neruda!. Yo me he imaginado todo el texto cantado por Estrella Morente, semejante poesía lo merece. No nos olvidemos de la pobre Ana, que no sufría tanto desde el día de selectividad o, quizás, desde el día que le clavaron 9 pavos por una copa en Mojácar... ¡Lo que faltaba! Otro achaque más para Ponce que se chive de sus más de 25 años...

Y es que la joven, quizás, no estaba preparada para ver cómo se le caía un mito, un hombre con una elegancia en el toreo que ni Carmen Lomana, y una tenacidad en los movimientos exportadas del mismísimo Michael Jackson, al que imita a la perfección. La que es dibujada en las arenas con una 'A' padeció dicho revoleo del hombre "al que quiere más que ayer pero menos que mañana" durante esta corrida dedicada a los fallecidos por el COVID separada de él, por primera vez, por una barrera física que no es la de la edad.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios