Jim Carrey pone precio a la cabeza de Will Smith por su guantazo a Chris Rock en los Óscar: se rebela contra Hollywood por defender la violencia del actor

Jim Carrey pone precio a la cabeza de Will Smith por su guantazo a Chris Rock en los Óscar: se rebela contra Hollywood por defender la violencia del actor
Sin comentarios

Ya han pasado dos días del día que Will Smith convirtió la cara de Chris Rock en el Ecce Homo de Borja y aun no damos crédito de cómo el Príncipe de Bel Air propinó esa increíble torta a mano abierta en directo durante la gala de los Óscars 2022 después de que el monologuista bromeara sobre la alopecia de Jada Pinkett, esposa del agresor en cuestión.

El debate está en la calle (y, sobre todo, en las redes sociales): ¿está la violencia justificada o en ninguno de los casos es la solución adecuada, por muy bien que nos caiga Will Smith tanto a nosotros como a Pablo Motos?

Y es que, una vez que entendimos que no se trataba de una broma pactada entre los protas del vídeo más viral de la red tras el segundo "Mantén el nombre de mi mujer fuera de tu puta boca!" del galardonado actor, hemos encontrado todo tipo de posturas (entre ellas, la encorvada de Rock, al que le va a costar volver a su sitio tras este bofetón de magnitud 9 en la escala de 'Hostier').

Jim Carrey, asqueado con la actitud de Will Smith y el respaldo de Hollywood

Jim Carrey y Will Smith en su foto Tuenti (o MySpace, por edad)
Jim Carrey y Will Smith en su foto Tuenti (o MySpace, por edad)

Uno de los más críticos con Will Smith ha sido Jim Carrey, que no se ha cortado un pelo (nunca mejor dicho) a la hora de condenar la actitud del premiado durante una entrevista que ha concedido a 'CBS This Morning'. El único actor de Hollywood capaz de poner la cara que se le quedó a Chris Rock durante el hostión a mano abierta sin necesidad de recibir el golpe ha defendido que su compañero de profesión "debió ser arrestado inmediatamente" por su agresión.

Según Carrey, los asistentes se deberían haber abstenido de aplaudir cuando Smith recibió la estatuilla: "Aquella ovación, con la gente puesta en pie, me dio asco", ha sentenciado lejos de confraternizar con el actor. "Hollywood es un grupo de cobardes, y esto parece la señal definitiva de que ya no somos el club de los chicos guays", ha continuado muy crítico con la industria de la que vive.

 

Jim ha defendido que Chris Rock se haya quedado callado hasta el momento no solo por el pitido que debe seguir escuchando en su oído interno, sino por "evitarse el follón".

El actor de 'El Show de Truman' (que es lo que parecía esa gala de los Óscar tras la agresión, con Will Smith como prota y el resto como pelotas) ha llegado incluso a poner precio a la cabeza de su compañero: "Yo habría anunciado mi intención de demandar a Will por 200 millones de dólares porque ese vídeo va a estar ahí para siempre, y va a ser ubicuo", ha zanjado sin ningún tipo de compasión por el marido de Jada Pinkett.

Temas
Inicio