'La Milla De Oro': Chrishell Stause rompe con Jason Oppenheim y lo tiene que ver todos los días en la oficina rodeado de sus guapísimas compañeras

'La Milla De Oro': Chrishell Stause rompe con Jason Oppenheim y lo tiene que ver todos los días en la oficina rodeado de sus guapísimas compañeras
Sin comentarios

Chrishell Stause ha dicho hasta luego Mari Carmen a su jefecito Jason Oppenheim después de varios meses de citas cual 'First Dates'. Ambos comparten despacho en la oficina del 'Oppenheim Group' donde Jason y su gemelo Brett son los grandes jefazos. Junto con Stause y sus compañeritas de curro, lideran las ventas de casas multimillonarias en Los Ángeles.

'La Milla De Oro' es el nombre que recibe esta serie de telerrealidad (disponible en 'Netflix') donde estos agentes inmobiliarios venden humildes casoplones y discuten unos con otros cual batalla de gallos versión californiana (y ricachona).

Chrishell llegó a la oficina en 2019 cuando aun estaba casada con su maridito, el actor Justin Hartley. Su personalidad very happy hizo que rápidamente se ganara el cariño de sus compañeras aunque también se metió en alguna que otra pelea de gatas.

 

Vamos al salseo de love entre empleada-jefe. En la tercera temporada, el maridín de Stause la mandó a freír espárragos. Cuenta los rumores que el chiquillo ya estaba conociendo a su, ahora esposa, Sofia Pernas

Recapitulemos (que nos perdemos entre tanto drama), Chrishell se queda compuesta y sin novio (y sin casa) por lo que comienza a salir por los garitos más top de California y se compra una mansioncita de soltera para ella sola. Di que sí.

Entre tanto, Jason y Chrishell se habían convertido en best friends después de compartir muchos cafés en la maquina de la office y de vender los palacetes ubicados en las colinas de Hollywood.

Al final, el roce hizo el cariño. Los agentes inmobiliarios empezaron su relación de churris este verano para sorpresa de todos los paparazzis que tardaron alrededor de 15 minutos en cazarlos.

 

Sin embargo, Cupido se debió pasar de copas ese día y no atinó muy bien con las flechas del amor. 'Today' ha confirmado que la historia de amor de los tortolitos ha durado menos que una bandeja de 'Ferrero Rocher' en Navidad, y desde ayer, son solo compañeros de work.

Cuentan los rumores, que las poquitas ganas de compromiso que caracterizan a Jason han sido uno de los motivos clave de este fail amoroso.

No hay que ser pesimistas, tanto Stause como Oppenheim han subido una foto a Instagram donde afirman que todo ha sido de mutuo acuerdo y son grandes amiguis (hasta que el drama de la oficina haga de las suyas):

"Si bien tenemos diferentes deseos con respecto a una familia, seguimos teniendo el máximo respeto el uno por el otro. Tenerla en mi vida es una de las mejores cosas que me han pasado", publica Jason a través de una foto.

 

Temas
Inicio