Lilly Allen se casa y a Katy Perry se le olvida que ya lo hizo... cómo está el mundo

Lilly Allen se casa y a Katy Perry se le olvida que ya lo hizo... cómo está el mundo
6 comentarios


De verdad que me alucina como son estas celebrities. Igual se te casan, que aciertan la lotería, que les dan en el súper un vale de descuento para alcachofas… para el caso, en las tres situaciones pueden dejar el certificado de matrimonio, la quiniela y el vale descuento en la puerta del frigorífico y se les olvida que puñetas hacía ahí puesto. Es el caso de Katy Perry ayer mientras se quitaba las legañas de la cara a las 8 de la mañana, se miró a la mano, vio el anillo, y se tuvo que caer de espaldas a la bañera, porque se le ha olvidado igual de pronto como se canta en directo que que hace menos de un mes estaba en la India y no precisamente comiendo kuskus. Vamos, moza, que eres esposa y o novia, a ver si nos vamos enterando.

¿Que a cuento de que viene esto? Pues porque ya es la tercera entrevista en la que cuando a Katy Perry le preguntan por Russel Brand, ella erre que erre le sigue llamando novio, novio y más novio. Y creo que al muchacho y a Rihanna no les tiene que hacer nada de gracia, que después de dejarse los cuartos en el banquete y en el viaje de novios, que ahora la morena vaya por ahí diciendo que siguen de novios, es para mear y no echar gota.

Aunque luego las hay como Lily Allen que se le caen los anillos cada vez que piensa en el matrimonio. Pero no te preocupes, mujer, que eso tiene solución, que nos hemos enterado que tu Sam Cooper ya te ha pedido matrimonio y tú estás que das palmas con las orejas. Después de habernos anunciado que había perdido a su hijo, parece que entre darse al chocolate para no estar triste y ponerse un traje de novia, ha preferido lo segundo, que al menos pasa un buen rato y le puede dar al mambo en la barra libre.

Pero vamos, que tanto por una como por otra me alegro, aunque Katy, querida, empieza a mentalizarte de que estás casada, que lo de salir de novios se ha acabado y que ahora eres la señora de Russel Brand a todos los efectos. Y a ti, Lily, que te voy a decir que no te haya dicho ya: que me alegro, que lo disfrutes, que le digas que sí a Sam y que el tequila con lima por desgracia no te lo ponen en las barras libres, así que abónate al vodka limón, que eso nunca falla.

Vía | Sugarscape
Foto | Greenboy

Temas
Comentarios cerrados
Inicio