Publicidad

Tenso cara a cara (dura) entre Lucía y Manuel en 'El Debate de las Tentaciones': "¿Por qué estás haciendo el tonto?"

Tenso cara a cara (dura) entre Lucía y Manuel en 'El Debate de las Tentaciones': "¿Por qué estás haciendo el tonto?"
Sin comentarios

Pensaba que después de un año (justo) de la cuarentena, ya habíamos superado esa mentirijilla piadosa sobre que los encuentros virtuales NO son encuentros... Sin embargo, ayer nos tuvimos que conformar con ver a Manuel cambiando de cascos inalámbricos a los de cable y a Lucía en el recibidor de su casa con un huevo de Fabergé del mercaíllo y una planta del Zara Home de fondo en 'El Debate de las Tentaciones'.

Captura De Pantalla 2021 03 16 A Las 9 26 08

La hoguera de confrontación de Lucía y Manuel marcó un antes y un después en la historia de las reprimendas amorosas. Los "tenemos que hablar" de las parejas españolas ya nunca volverán a ser lo mismo después del chicken que le montó la gaditana al Romeo Santos de la chirigota.

Lucía ha confesado que el reality se le empezó a hacer bola desde el primer momento en que su novio comenzó a rendirle un homenaje al golfo de Cádiz: "Siempre hay una parte de ti que piensa que te puede pasar pero la mayor parte confía en que no ocurrirá. Hubo muchos momentos en los que quise abandonar, incluso sin hoguera de confrontación. Quería volver a casa", ha admitido con su nueva cara de diva superstar.

Captura De Pantalla 2021 03 16 A Las 9 58 44

Desde sus respectivos hogares, el Jezulín de Ubrique (Ambiciones de Puerto Real) y la Belén Esteban (Paracuellos de la bahía) del mundo millennial se han enfrentado a unas imágenes inéditas donde Lucía confesaba que Manuel se reía de Fiama durante su participación en la primera edición de 'La Isla de las Tentaciones': "Eres un friki-fan", le recriminaba.

Lucía recuerda su hoguera como uno de los momentos más necesarios de su vida y ha reconocido que no podía creerse que Manuel fuera corriendo detrás de ella tras la despedida definitiva: "Yo escuchaba pasos y yo pensaba 'no puede ser, no puede estar viniendo detrás', pero sí. "Yo no iba a hacer nada para que él se sintiera mejor que yo, yo ya estaba pensando en mí", ha declarado justificando la cobra de abrazo que le hizo a Manolito el cariñoso. 

Manué también ha tenido el descaro de decir sin reírse que él es una persona que "no se fija en el físico, sino en la personalidad" (cuando querría decir 'pechonalidad') y que actuó siempre "con el corazón" durante su estancia en la villa, quizás por eso Nagore Robles ha tenido que hacerle un resumen rápido de la clase de anatomía humana (de la que haría pellas) para indicarle que con el corazón no se pueden tocar las palmas en el baño.

Lo más chocante de todo este encuentro online ha sido la actitud de Manuel, desubicado totalmente, sacando la lengua cada vez que decía una gracia y poniendo morritos para lanzar besos a su ex, parecía que estaba en mitad de la grabación de una instastory, de esas tan naturales que nos grabamos cuando estamos en una terraza como si nos pillaran desprevenidos.

Sandra Barneda quiso saber si el gaditano estaba vacilando a la audiencia, a Lucía, a su novia Nagore (que se tienen bloqueados mutuamente) o es que le apretaba mucho la gambita por los pitillos que se ha comprado del Bershka: "Manuel, ¿por qué estás haciendo el tonto? No lo estoy entendiendo y media España tampoco", reclamaba la presentadora necesitando una dosis de ubicaína para Manué.

El de la lengüita nada relajá quiso disculparse por su actitud con la nueva reina de España (Lucía) a la que debía un respeto, probablemente estaba nervioso porque tenía una papeleta más complicada que  con según qué preguntas. 

Manuel alegó que se trataba de "bromas" que hacían Lucía y él cuando estaban juntos, olvidando quizás el detalle de que ya no solo no lo están sino que su exnovia ya no lo quiere ni ver... Ni siquiera con el peto que se calzó un día para reírse un rato.

Euilrslxaaagxb7 "Mami, ¿si me porto bien, me compras el globo de Dora la Exploradora?"

Finalmente, Manuel hizo balance de su paso por el programa aprovechando que ya no volveremos a verlo (ni oírlo tocar las palmas) hasta el especial reencuentro 'Ocho Meses Después' que se emitirá antes de Semana Santa.

El gaditano ha declarado que se iría mil veces más con Fiama, porque fue lo que le salió del cuore, pero que se arrepiente de haber hecho sangrar los oídos y los ojos de Lucía con las perlitas que ha soltado y su comportamiento en la villa:

"Me arrepiento del daño causado, no me siento orgulloso de ver a mi novia destrozada por un comportamiento mío. Todo lo contrario. Yo quería salir de allí con ella, volver a Cádiz pero se me fue de las manos y pediría perdón mil veces", decía Manolo el que le dio al bombo en la ducha.

Ewjyw7xwgaioxtx
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio