La cara de Iñaki Urdangarín tras pincharse bótox y ácido hialurónico

La cara de Iñaki Urdangarín tras pincharse bótox y ácido hialurónico
Sin comentarios

Lo de pincharse potingues en la cara es una moda más que extendida entre aquellos que anhelan sus años de juventud. Hoy en día resulta fácil luchar contra la vejez a golpe de jeringuilla, y aunque en Telecinco tienen un Máster sobre el tema, lo cierto es que el bótox no entiende de castas: hasta el mismísimo Iñaki Urdangarín ha recurrido al 'pinchi-pinchi', como diría Carla Barber.

Hace unos días, salía a la luz el nuevo retoquito de la Infanta Cristina. Tras eliminar la verruga de su cara, pasó por quirófano para operarse de cataratas y presbicia. Al parecer, se sentía una anciana utilizando gafas de lectura hasta para mirar el Whatsapp. Esa imagen de mujer anticuada había que remediarla, y ya lo ha hecho.

Doña Cristina se siente joven, o al menos renovada. Atrás quedó esa mujer de rostro triste que vimos en el aerupuerto cuando Iñaki se enrolló con otra. Ese capítulo está superado, el matrimonio está roto y Urdangarin hace su vida junto a su nueva churri, Ainhoa Armentia.

La cara de Iñaki Urdangarín
La cara de Iñaki Urdangarín

Sin embargo, hay algo que todavía comparten Iñaki y su ex mujer: su afición por los retoques. Ella pasó por boxes el pasado septiembre, y él, tal y como confirma El Nationalcat, habría recurrido al bótox para mantener su rostro joven y terso. A sus 55 años, el ex deportista tiene el armario del baño plagado de cremitas antiedad y se pincha la cara para sentirse tan joven como Ainhoa, diez años menor que él.

Temas
Inicio