La infanta Cristina, en tratamiento psicológico ante el inminente divorcio: Urdangarin ya saborea los millones

Doña Cristina - Gtres
Sin comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

La Infanta Cristina está trise, y no es para menos. Hace ya más de un año, la hija de don Juan Carlos amanecía un miércoles de enero con la noticia que jamás hubiera imaginado: Iñaki Urdangarin la engañaba con otra. Al principio le costó creerlo, pero era cierto. Aquel hombre que paseaba por la playa junto a una mujer era Iñaki, el mismo Iñaki al que Cristina visitaba en prisión para hacer más fáciles su días.

Ella siempre luchó por su matrimonio, pero el jilguero Urdangarin voló libre en cuando le abrieron la jaula. El amor que le unía a la Infanta se desvanació, y fue Ainhoa, su compañera de trabajo en el despacho de abogados de Victoria, quien ocupó el puesto de doña Cristina. Ahora, el ex duque y su nueva tórtola viven su amor sin miedo al qué dirán, y a la espera de un buen dinerete.

La Infanta, sin embargo, todavía arrastra el shock de semejante traición. Todavía no consigue creerse lo que ha sucedido con su matrimonio, y para colmo, se ve obigada a untar en pasta al hombre que la engañó para comprar su silencio. Iñaki conoce secretos que jamás podrían ver la luz, y doña Cristina pagará religiosamente para que no suceda.

La infanta Cristina - Gtres
La infanta Cristina - Gtres

Tal y como publica ElNacional. cat, la hermanísima de Felipe VI acude a terapia psicológica de forma habitual. Asumir todo lo que ha sucedido en su vida a lo largo del último año no es tare fácil, e incluso estaría planeando cambiar de país para encontrar aire fresco.

Comentarios cerrados
Inicio