Jesús Ortiz estalla contra los medios: el mensaje más agresivo del padre de la reina Letizia

Jesús Ortiz estalla contra los medios: el mensaje más agresivo del padre de la reina Letizia
Sin comentarios

El padre de doña Letizia lleva un cabreo de tres pares narices. A sus 74 años, Jesús es todo uno de esos hombre que no temen en dar su opinión a través de Twitter. Su labor comunicativa años atrás mantienen viva la vocación de Ortiz, y lejos de asumir los titulares que pronuncian su nombre, ha sentenciado al periodismo actual de nuestro país.

Así, sin medias tintas. Era tal el cabreo de Jesús que, sin temor a una posible regañina por parte de su retoña, ha abierto su cuenta de Twitter y no ha escatimado en palabras. El tío se ha currado un tuit de los largos, de esos que tienes que meditar para cuadrar los caracteres sin olvidar un solo detalle. Ortiz lo ha hecho, y lo ha conseguido. Ha plasmado su teoría a la perfección con un zasca mortal dirigido a los medios.

"Nuevo lema del «periodismo» casposo: «que la verdad no te estropee una buena monetización de tu web». Y escribo ‘periodismo’ entrecomillado, porque si digo ‘juntaletras casposos’, porque periodismo no hacen, a lo mejor no me hago entender. ¡Vaya tropa de impresentables!", sentencia el padre de la reina.

Imagínense la cara de doña Letizia al leer las palabras del hombre que la trajo al mundo. Por si no tenía suficiente con un suegro exiliado y una sobrina 'influencer' con un hermano adicto al desmadre, ahora tiene que cargar con el dedo travieso de su padre en redes sociales. Jesús no ha podido contenerse, y aunque para la Leti no sea plato de buen gusto, lo ha hecho.

Pero, ¿por qué está tan cabreado? ¿A qué se debe esta mala leche? Al parecer, a Ortiz le ha sentado como una patada en el culete que la prensa recogiese la denuncia pública que hizo a través de la red social del pajarito. Jesús compartió uno de los correos que había llegado a su bandeja de entrada y mencionó a la Policía al sospechar que se trataba de una estafa.

Y sí, era un engaño, pero un engaño de los que se ven a la legua. Aquello despertó cierta sorna en algunos programas de televisión, y el pobre hombre no lo ha llevado demasiado bien.

Temas
Inicio