Publicidad

Tiger Woods

Publicidad

Publicidad

Noticias de Tiger Woods en Poprosa

En una época en la que las estrellas del deporte prácticamente han desplazado a las del cine o la música en la atención de las revistas y programas del corazón tanto en América como en Europa sorprendía que Tiger Woods, el deportista mejor pagado del mundo, apenas tuviera espacio ni protagonismo en los mismos. Esto era debido a que lo que realmente vende de los famosos son sus miserias, las circunstancias que los convierten en humanos mientras que la vida tanto profesional como personal de Tiger parecía poco menos que perfecta.

Con sólo 20 años y sonrisa profiden, Tiger arrasó en el Master de Augusta de 1997 convirtiéndose en el primer hombre negro en ganar tan prestigioso torneo… en el cual no podían participar personas de su raza hasta pocos años antes. Se convirtió en un héroe para su gente a la altura de Martin Luther King, Mohammed Ali o Michael Jordan. Los títulos llegaban (hasta 14 grandes ha ganado de momento) a la misma velocidad que los sustanciosos contratos publicitarios con marcas de primer nivel que le llevaron a convertirse en el primer deportista en ganar más de mil millones de dólares con apenas 30 años. En el ámbito personal tampoco podía quejarse ya que en 2004 se casaba con Elin Nordegren, una bella modelo sueca con la que ha tenido dos retoños. Una vida de cuento de hadas que no lo era tanto y que explotó de una manera inverosímil y totalmente inesperada el 27 de Noviembre de este 2009.

Ese día conocíamos que Tiger Woods había sufrido un accidente de tráfico y todos nos preocupábamos por él. Hoy, tan sólo 15 días después de aquel suceso, el gran héroe americano, el marido que toda madre quisiera para su hija, se ha convertido en el gran villano. Sus miserias han salido a luz, se ha humanizado y en su peor momento personal se ha convertido en lo que nunca consiguió realmente con sus enormes éxitos deportivos: la estrella del momento. Es tan normal como cruel pero tampoco se puede decir que Tiger no se lo haya buscado con su comportamiento.

Todo empezó, como ya he comentado, con un accidente de tráfico. Dicho accidente ocurrió a las puertas de su domicilio y presentaba muchos puntos oscuros: ni las heridas que sufría Tiger ni muchos de los desperfectos del vehículo se correspondían con el accidente. Días después la verdad salía a la luz: Tiger y Elin se habían peleado, ella le había arañado y golpeado, él huyó con su vehículo, ella lo persiguió con un palo de golf (ironías de la vida) y él, finalmente, perdió el control del coche y se estrelló. La razón para una trifulca de estas dimensiones en la aparentemente perfecta pareja sólo podía ser una. En un principio salió a la palestra el nombre de Rachel Uchitel, una buscavidas muy conocida entre la farándula de Hollywood que ya había tenido un escarceo fuera del matrimonio con el actor David Boreanaz. En unos pocos días el número de supuestas amantes ha crecido, ante el estupor general, hasta la cifra de nueve (y con previsiones de que sigan sumándose más al carro).

Unas son simples buscavidas, otras son pornstars, hay alguna camarera, modelos e incluso alguna prostituta. Con unas fue el fragor de una sola noche, con otras la relación fue un poco más duradera. Todas distintas pero todas con algo bastante siniestro en común: parecen copias burdas y sin pulir de Elin. La casa californiana de Tiger se convirtió en centro neurálgico de centenares de paparazzis (como Ambiciones pero con todo el glamour hollywoodiense) que vieron como una ambulancia entraba en el domicilio para llevarse a la madre de Elin (ex-ministra sueca) por unos graves problemas estomacales.

A todo este culebrón hay que añadir que muchas de las supuestas amantes amenazan con sacar a la luz fotos y vídeos (recordad el último paso de nuestra Guía para Hacerte Famoso) que prueben su relación con el golfista-que-resultó-ser-un-golfo y que muchos de sus patrocinadores han empezado a romper contratos ya que lo que ellos querían era al héroe inmaculado y no al mentiroso insaciable de sexo. Tanta presión desembocó el pasado sábado en el anuncio de Tiger de su retirada indefinida del mundo del golf... y todo parece que acaba nada más quee empezar (Elin parece que ya le ha pedido el divorcio).

Los líos de faldas y los hechos truculentos dan más fama que los éxitos en los campos. Es triste pero son los tiempos que nos han tocado vivir, por lo tanto no será esta la última vez que Tiger Woods y sus mujeres se den un paseo por Poprosa.

En Poprosa | Cuernos navideños

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios