Publicidad

El beso de Tom Brusse con Sandra y el perreo intenso hasta el suelo: esta ha sido la respuesta del marroquí al 'Prison Break' de Melyssa Pinto en 'La Isla de las Tentaciones 2'

El beso de Tom Brusse con Sandra y el perreo intenso hasta el suelo: esta ha sido la respuesta del marroquí al 'Prison Break' de Melyssa Pinto en 'La Isla de las Tentaciones 2'
Sin comentarios

Melyssa en 48h ha llorado más que la virgen Esperanza Macarena de Triana desde que fue esculpida allá en la época de Pedro Picapiedra. Y es que creo que el próximo cadáver que debatiremos públicamente si hay que exhumar o no de la hoguera de los caídos va a ser el de la relación entre Tom y Melyssa. Quien no conoce el grito "¡Tom Brusse!" desde la otra punta de la piscina, a cualquier "¡Estefaníaaaa!" le reza.

La ex tronista llevaba planeando su escapada de la casa de las chicas cual remake femenino de 'Prison Break' desde la hoguera en la que vio a una tal Luzma pegándole el lengüetazo de la vaca Milka al cuello de su novio con acento francés; cómo se subía a una colchoneta con otra tal Sandra como si fueran la versión baby shark de Enrique Ponce y Ana Soria en Mojácar; y otra de ellas (ya le he perdido el ritmo al chaval, no hay quien se lo siga) echándole cremita cual anuncio veraniego de 'Estrella Damm'.

Con la camiseta más XXL que tenía, unas lágrimas negras de lo más inspiradoras para Ciego el Cigala y una mala hostia que ni el botafumeiro de la catedral de Santiago del humo que echaba, Melyssa ha cogido la cuesta arriba hasta llegar a la ubicación de su novio: sin Google Maps, sin haber estado previamente, ni nada. Supongo que no hay nada como querer matar a alguien para encontrarlo...

"¡Lo he visto todo Tom Brusse! ¡No me vas a ver más en tu vida", le ha gritado Mely desde el otro lado de la piscina, a lo que Tom ha respondido "¡Era un juego, yo te quiero a ti!", justo antes de que el realizador cortara el programa de hoy para, una milésima después, meter el avance del próximo donde sale Brusse dándolo todo, con discursito previo a lo 'Resacón en las Vegas' y metiendo la lengua hasta el colon irritable a una de las solteras (aunque lo realmente irritable debe ser tenerle como novio). Ha habido perreo hasta el suelo, pero el suelo pélvico de las solteras.

"¡Melyssa yo te quiero a ti, no quiero a nadie más!" le recriminaba a una asfixiada novia (por las cuestas y tener que subir corriendo), pero acto seguido, en el mencionado resumen de lo que sucederá el domingo, en el que se ve sexo, a Óscar con la mano en las peras de Mayka y a Lester haciendo travesuras, Tom aparece como si fuera un personaje de 'Saw' diciendo "esta noche quiero desconectar", y no se refiere a preparar una 'senita de picoteoo' de chill, sino al perreo intenso con comida del boquino de Sandra incluida, no la presentadora, sino otra. Hay que aclarar que de este pavo ya no sabemos lo que podemos esperar.

Después de esto solo nos queda cantar el himno en apoyo a Melyssa: "¡Pobre Mely! Se dice que se le ha visto por la calle llorando, llorando por un hombre que no vale un centavo ('sentavó' como diría él con su acentillo afrancesado). Pobre diabla, llora por un Tom diablo". Una versión de Don Omar de lo más actual. Las canciones de este hombre son como los refranes, se adaptan a cualquier época...

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios