Una boda maldita y el cabreo de la Preysler: el verdadero motivo de la ruptura entre Isabel y Mario Vargas Llosa

Una boda maldita y el cabreo de la Preysler: el verdadero motivo de la ruptura entre Isabel y Mario Vargas Llosa
Sin comentarios

Ayer, día de los Inocentes, salía la luz el mayor bombazo de los últimos meses: la reina del papel couché y uno de los escritores más famosos del planeta han roto su relación. Isabel y Mario, Mario e Isabel. La pareja que tantos titulares acapara a lo largo del años ya no existe. Se acabó el amor, la chispa y los 'photocalls' más adorados por la prensa.

Parecía un chiste, pero la ruptura es cierta. Vargas Llosa y la Preysler han roto tras ocho años de noviazgo y, según la propia protagonista, el motivo principal fueron los celos de Mario. Así lo aseguró en su revista de cabecera y así se vendió ante toda España. Pero de eso nada, monada. El motivo real es otro y no deja en buen lugar a la madre de Tamara Falcó.

Tal y como publica Informalia, Isabel llevaba tiempo con un deseo en mente: casarse con su chorbo. Quería pasar por el altar, formalizar la relación y evitar así cualquier disgusto económico en caso de que a Llosa le pasara algo. Es más, Isabel le pidió hasta en tres ocasiones matrimonio, pero él siempre se negó.

Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa - Gtres
Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa - Gtres

"Si el día de mañana te pasa algo, no quiero quedar como la amante de Vargas Llosa", argumentaba Isabel. Y no le falta razón. Mario continúa casado en Perú con la madre de sus hijos, Patricia Llosa, y por tanto sería esta la mayor beneficiada a nivel económico el día de mañana.

Temas
Inicio