La bofetada del rey Juan Carlos a su hijo: pone a caldo Felipe VI y sueña con regresar a España

La bofetada del rey Juan Carlos a su hijo: pone a caldo Felipe VI y sueña con regresar a España
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Tras más de un año de silencio, el rey Juan Carlos ha hablado en exclusiva con la periodista Laurence Debray, autora de una biografía sobre el emérito que verá la luz en los próximos días. Y qué biografía. Aquel rey campechano al que el pueblo adoraba se ha convertido en un apestado para la sociedad, y también para su familia. Al parecer, Felipe VI y su padre no se dirigen la palabra.

Siguiendo el ejemplo de Kiko y la Pantoja, el emérito y su hijo tampoco tienen relación. Y no lo decimos nosotros, ha sido el propio Juan Carlos el que ha rajado largo y tendido sobre su situación personal. "Algunos están muy contentos de que me marchara", asegura Juancar en una biografía que promete traer más de un dolor de cabeza en Casa Real.

La periodista Laurence Debray relata con pelos y señales cómo es la vida del monarca en Emiratos Árabes, en una choza "ultramoderna" situada en las islas artificiales del país árabe. Allí, el suegro de Letizia está atendido por una pareja de filipinos y cuatro seguratas españoles. Habla a diario con sus dos hijas, la reina Sofía y con algunos amigos, que se encargan de mandarle paquetitos de jamón ibérico para calmar sus ansias de regresar a España.

El libro 'Mi rey venido a menos' saldrá a la venta el próximo 6 de octubre y promete dejarnos con la boca abierta. El rey Juan Carlos, hasta las narices de vivir apartado, arremete contra su propia familia y asegura no tener relación con Felipe VI, quien ni siquiera le felicitó por su 83 cumpleaños el pasado enero.

Juan Carlos y Felipe VI - Gtres
Juan Carlos Y Felipe VI - Gtres

¿Morirá Juan Carlos en Abu Dabi?

En cuanto a su exilio, el amiguísimo de Carlos Herrera está hasta los cataplines. "No lo sé en absoluto", responde a la periodista cuando esta le pregunta sobre su posible regreso. "¿Por qué se marchó?", continua Laurence. Y el emérito contesta: "Porque aquí no molesto a La Corona". Pum, otra bofetada sin mano para su retoño.

Los allegados del ex monarca están al tanto de la relación entre Juan Carlos y su heredero: "Antes se refería a don Felipe como 'el Rey', ahora habla de 'mi hijo', es una forma de degradarlo", aseguran.

En cuanto al día a día de Juancar, no puede ser más monótono. Se levanta a las siete de la mañana, hace deporte en el salón y después toma el sol en su increíble terraza frente al mar. Sufre dolor en la cadera pero, tal y como relata el libro, su peor dolencia es estar lejos de su país y de su familia.

Temas
Inicio