El 'chow' de 'La Última Cena': Ángel Garó pone a parir a Telecinco y Lydia Lozano atenta contra la salud de los comensales

El 'chow' de 'La Última Cena': Ángel Garó pone a parir a Telecinco y Lydia Lozano atenta contra la salud de los comensales
Sin comentarios

'La Última Cena' ha emitido su programa más surrealista hasta la fecha. Lydia Lozano y Laura Fa fueron las encargadas de "cocinar" el menú de la noche, y además de no dar pie con bola, pusieron en peligro la salud de sus invitados. Para rematar, Ángel Garó se cubrió de gloria al desvelar los entresijos contractuales del formato. ¡Ay Angelito, tienes la boca como un buzón de correos!

Ángel Garó
Ángel Garó la lia parda en 'La Última Cena'

La relación entre Lydia Lozano y Laura Fa es peor que mala. No se pueden ni ver, no se aguantan ni en pintura, pero les tocó aunar sus fuerzas para intentar hacer algo decente en 'La Última Cena'. Laura puso de su parte, pero la Lozana se dedicó a cotorrear durante todo el cocinado y claro, luego llegó Paco con las rebajas. O, mejor dicho, después llegó la bronca máxima de Miguel Cobo y Begoña Rodrigo.

Aunque el cocinado fue un auténtico fracaso, lo realmente grave fue la infracción que cometió Lydia Lozano: tiró la cabeza del pulpo a la basura por error y, al percatarse de que debía utilizarla en el menú, la sacó del cubo y volvió a meterla en la olla. Podemos decir que la Lozano cocinó 'pulpo a la estercolera'. Y, como es lógico, le llovieron las críticas.

Lydia cometió el error de la noche, pero Ángel Garó no se quedo atrás. En uno de sus míticos arrebatos, el humorista estalló en directo contra el programa y contra la cadena: "Yo he venido a divertirme, le ha costado mucho a la cadena contratarme, me han pagado muchísimo. Yo lo que no quiero es seguir la política de esta cadena donde siempre se buscan espectáculos gratuitos y de mal gusto".

Lydia Lozano, Ángel Garó y Carmen Borrego
Lydia Lozano, Ángel Garó y Carmen Borrego en 'La Última Cena'

Ante la actitud de Garó, Paz Padilla le frenó en seco: "Te digo una cosa Ángel, si no estás bien no está obligado a estar aquí". Y el muy bocachancla remataba, "Yo estoy aquí porque me pagan, si no no estaría. Además han incumplido el contrato, porque llevan dos años detrás de mí", aseguraba el humorista. Finalmente, se hizo un Antonio Canales y abandonó el plató sin dejar rastro. ¡Ciao pescao!

Temas
Inicio