Los curiosos negocios de Sonsoles Ónega antes de aparecer en televisión: montó una web anti-infieles

Los curiosos negocios de Sonsoles Ónega antes de aparecer en televisión: montó una web anti-infieles
Sin comentarios

Sonsoles Ónega no era precisamente una chabalita cuando dio el salto a la televisión. Sí, se conserva bien, pero ya tenía una edad cuando se puso frente a las cámaras. Ónega demostró tener carisma, atrapó a la audiencia y hoy es una de las caras más conocidas de la pequeña pantalla.

Que la tía se lo ha currado está claro, y así lo atestigua su trayectoria como emprendedora sin barretas. Sin duda alguna, Sonsoles ha demostrado no tener miedo a los nuevos proyectos. "Hay una cosa que poca gente sabe de ti...que tú montaste una web anti-infieles...", destapaba ayer Pablo Motos en 'El Homiguero'.

Sonsoles, sorprendida, admitía haber creado dicha página web: "Vamos a ver... yo tenía una amiga que permanentemente sus parejas le eran infiel, y entonces dijo 'tenemos que hacer algo; tenemos que cazar infieles' y dije 'me parece maravilloso'. Montamos una página web que se llamaba descubrealinfiel.com y las muchachas cuando se encontraban a un infiel lo publicaban en la página".

Sonsoles Ónega - Antena 3
Sonsoles Ónega - Antena 3

"Eso iba por barrios. Yo buscaba en mi pueblo, por ejemplo, qué infieles había y salía de copas prevenida. No podías poner la foto del infiel, si ponías el nombre de pila y la inicial del apellido y su descripción. Lo interesante era que las mujeres encontraban ahí un refugio maravilloso porque hay muchos infieles", relataba la periodista entre risas.

"Si hubiera funcionado hubiéramos hecho la idea también al revés, con mujeres infieles, pero empezaron a caernos un aluvión de demandas hasta el punto de que tuve que cerrarlo. Esa ha sido mi aportación a la humanidad femenina", añadía.

 

Pero la cosa no queda ahí. Sonsoles era un coco en toda regla y le sobraban las ideas para emprender: "Quise crear una empresa de arreglos de bajos de pantalones, una que ayudara a las familias a hacer los recados, que es una cosa que me angustia. También de arreglo rápido de uñas en el aeropuerto porque allí se pierde mucho el tiempo, pero los alquileres son carísimos. Ahora he visto que hay y cada vez que paso por delante me da una rabia", aseguraba.

Temas
Inicio