Publicidad

Emma García revela que pidió matrimonio a su marido Aitor en la cama

Emma García revela que pidió matrimonio a su marido Aitor en la cama
Sin comentarios

Hay veces que el dar una noticia te lleva a contar intimidades sin darte cuenta, o al menos eso es lo que le pasa a los presentadores de Telecinco, que hablan tanto de vidas ajenas que les da hasta el mono de hacer ver que ellos también tienen una propia. Esto es lo que le pasó a Emma García en 'Viva la vida', que a raíz de la pedida de Asraf a Chabelita empezó a largar de cómo se fraguó su boda.

Bocatas

La vasca ha contado que fue ella quien pidió matrimonio a su marido de una forma muy curiosa... ¡En la cama! Sin gastar ni un duro, calentita con las sábanas de franela y, seguramente, celebrándolo al instante como se deben festejar las grandes alegrías de pareja: piel con piel. ¡Viva la vida! "Fue una conversación de cariño, le dije '¿nos casamos?”, ha contado curioseando. Así son los vascos de tremendos. Ni flashmobs, ni vídeos con fotitos, ni cines, ni conciertos, ni hostias: ¡al bacalao tostao del tirón!

Captura De Pantalla 2020 10 19 A Las 11 22 23

Aunque el 'Sálvame Light' que presenta los fines de semana ahora haya sido galardonado por el público (una estatuilla de chichinabo), para Emma su mayor premio es su familia, esa que se formó a raíz de ese momento tan íntimo y que ha construido mano a mano con su marido, con el que ya lleva casi 20 años. "Cuando llego a mi casa y Aitor me abraza, me siento la persona más protegida y más especial del mundo", ha dicho entre enamorada y jodida (creo yo) por no poder irse los domingos a comer una paella con él por trabajo.

Dl U420153 002 Emma García junto a su hija Usue y su marido. Imagen de G Tres.

En relación a su esposo, no solo sabe que nunca tendrá que comprar billetes para ir a Turquía para implantarle un injerto capilar, sino que tampoco ha pisado el pasillo de los tintes del Mercadona, ya que la presentadora ha desvelado que su Aitor no los necesita: "Mi marido ha cumplido 50 años y no tiene ni una cana, me da una envidia", confesaba entre risas.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios