Publicidad

Gonzalo Miró y Albert Rivera, el fantasma del pasado y el del presente de Malú, coinciden en un plató

Gonzalo Miró y Albert Rivera, el fantasma del pasado y el del presente de Malú, coinciden en un plató
Sin comentarios

De nuevo hay sorpresa y ni rastro de Isabel Gemio, ni Ellen DeGeneres ni la tarjeta de 'El Hormiguero'. Hay milagros que se obran por sí mismos, además de que el mundo es un pañuelo. Y si es sí, tú, que me estás leyendo ahora mismo, eres mi moco favorito.

Con este reencuentro no estamos hablando de un reality americano de MTV donde los ex luchan por su querida como en '¿Volverías con tu ex?', sino de un magacín de TVE que ha reunido a Gonzalo Miró y Albert Rivera con Malú como epicentro.

Albert Rivera 2

El que cocina platos reguleros tirando a buenos en 'MasterChef Celebrity 5' y el que lió un pifostio impresionante al salir de la política han guardado bien la distancia de seguridad, eso está garantizado.

Ambos comparten un vínculo sentimental con la misma persona. Lo único que el primero fue su "maestro para hacer sufrir" y el otro el que se la come "toda de arriba abajo" con su niñita Lucía. Rivera ha acudido como invitado al programa de las mañanas de la cadena pública y el otro trabaja ahí como colaborador. En fin, son más las cosas que le diferencian que las que los unen.

Albert Rivera Gonzalo Miro 1601552235

Precisamente por eso, coincidir en un plató es un notición para los followers del cancaneo como nosotros. "Ni me va ni me viene esta película. Son dos personas que no tienen absolutamente nada que ver conmigo" decía el Cepeda de MasterChef (no por calvo, sino porque todo el que se enfrenta a él caba yéndose) cuando los de 'Semana' le preguntaban por la relación de la cantante de 'Blanco y Negro' y el que lo tuvo 'negro' en el partido 'naranja'.

Miro Malu

Sin embargo, Gonzalo Miró ha estado muy atento desde su mesa de tertuliano a todo lo que ha contado Rivera acerca de la mujer con la que estuvo dos años. ¿Le 'miró' por encima del hombro? Eso es otro tema. Rivera ha hablado de su nueva etapa, su nuevo libro y su nuevo deseo imposible: "un poquito de anonimato". Si es eso lo que quiere, no ha estado muy hábil eligiendo a una de las cantantes más queridas de nuestro país como pareja.

"Hay gente que hacen exclusivas y otros que no vendemos nuestra vida. Me gusta ir a comprar ropa y no tener que darme la vuelta", ha dicho Albert sin concretar si es más del 'Zara' o del 'Bershka'. Aunque, por lo casual que va últimamente, así como pijito cortijero de las nuevas generaciones, yo diría que es más del 'Massimo Dutti'.

También ha dedicado su tiempo para el peloteo a la suegri, fundamental ahora que se acerca el invierno para ganarse un buen regalo por Reyes y no unos tristes calcetines: "Mi suegra es una artista, una mujer maravillosa, tiene un papel fundamental porque es la abuela de Lucía. Mujeres discretas que se merecen disfrutar de su nieta y su familia". ¡Muy bien, Albert! El tupper de croquetas se lo ha ganado, mínimo.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios