'El Hormiguero': Ona Carbonell y el infierno de compaginar el deporte olímpico con la maternidad

'El Hormiguero': Ona Carbonell y el infierno de compaginar el deporte olímpico con la maternidad
Sin comentarios

La deportista olímpica Ona Carbonell ha visitado 'El Hormiguero' para enseñarnos lo que significa ser una verdadera madre coraje. Silenció durante años su deseo de tener un retoño, pero un día se lanzó a la piscina (nunca mejor dicho) y decidió compaginar la maternidad con el deporte olímpico. Fue agotador e incluso se planteó tirar la toalla en varias ocasiones, pero como todo el mundo sabe, las madres tienen un aplomo especial ante las adversidades.

Con perdón de la expresión, Ona es una tía con los ovarios bien puestos, y así lo ha demostrado en su nuevo documental 'Ona Carbonell: Empezar de nuevo'. Tras dar a luz a su bebé, la nadadora decidió apostar por su profesión y prepararse para los Juegos Olímpicos de Tokio 2021. Solo hay que imaginarse el percal para entender la dificultad: un bebé recién nacido con una madre obligada a entrenar más de ocho horas diarias.

"Entrenaba entre ocho y diez horas al día. Compaginar un bebé con un entreno es durísimo", asegura Ona. "Como deportista de élite lo he llevado fatal. De repente tu vida es como un caos permanente y llegaba muy cansada a los entrenos por no dormir. Me sentí muy responsable porque al final es un equipo. Había muchos momentos de sentirme mala madre y mala deportista", relata la nadadora.

Fue un proceso durísimo. A las pocas horas de sueño se sumaban los entrenos agotadores y, sin embargo, Ona se considera una privilegiada: "Tengo una estabilidad económica y ayuda en casa", comenta. Además, no duda en animar a las mujeres deportistas que tengan el mismo deseo que ella: "Yo hubiera sido madre antes y nunca lo hacía porque pensaba que iba a perder mi profesión. Ahora, una vez me he adentrado, te das cuenta que la conciliación es posible. Se puede pero necesitamos más ayuda". asegura.

 

Temas
Inicio