Isabel Díaz Ayuso con Bertín Osborne en 'Mi casa no es ni mía ni tuya': el motivo por el que NO se ha grabado en su verdadera casa (y cómo es realmente)

Isabel Díaz Ayuso con Bertín Osborne en 'Mi casa no es ni mía ni tuya': el motivo por el que NO se ha grabado en su verdadera casa (y cómo es realmente)
Sin comentarios

¿Hay mejor plan para un jueves por la noche que ver a un tándem como el de Isabel Díaz Ayuso y Bertín Osborne? Un dúo artístico al nivel de Los Morancos y que ayer pudimos disfrutar en el programa 'Mi casa es la tuya'.

Aunque resultó que la casa no era ni mía, ni tuya... Ni mucho menos nuestra. Porque claro, en el programa estamos acostumbrados —de ahí su título, muy bien pensado— a que se grabe en la propia casa del invitado o, si no, en la de Bertín Osborne (que ya casi es más conocida que la de Alaska y Mario).

Isabel Díaz Ayuso Mi casa es la tuya

Pero en esta ocasión ha sido distinto. Porque decidieron grabar el programa en Majadahonda, en la oficina de Miguel Ángel Rodríguez, su jefe de gabinete. "Aquí es donde empezamos la campaña y donde trabajamos a veces", explicaba la presidenta, que es una mujer de IDA y vuelta (turúm, tssss).

¿Por qué no ha llevado Isabel a Bertín a su casa?, te estarás preguntando ahora mismo. Pues el propio Osborne es el que nos saca de dudas: "Porque la presi tiene un típico apartamento de soltera", desvelaba. A lo que la presi en cuestión, tan dicharachera y chisposa como siempre, añadía: "Si me afilio a Podemos ya tengo una casa para hacer cosas de estas".

Bertin Osborne Díaz Ayuso

La verdadera casa de Díaz Ayuso

El verdadero pisito de la Ayuso se encuentra en pleno barrio de Chamberí, donde nació y creció y ahora vive en un apartamento de 60 metros cuadrados (todo un palacete para estar en el centro de Madrid) en el que lleva viviendo poco más de dos años.

Ayuso Bertin Osborne

Según el periódico 'El Español', Isabel paga de alquiler sobre unos 1.500 euros al mes. Piso que, por cierto, compartió con su ex, el peluquero Jairo Alonso.

"O entra el perro o entramos nosotros en la cocina. Entonces he decidido pedir auxilio", acababa Díaz Ayuso explicándole entre risas a Bertín. Eso sí, cervecillas de por medio... Como que no hubo. Con lo que le gustan a IDA.

Temas
Inicio