Las penurias económicas de Nacho Palau tras romper con Miguel Bosé: tres años sin pisar un restaurante

Las penurias económicas de Nacho Palau tras romper con Miguel Bosé: tres años sin pisar un restaurante
Sin comentarios

Cuando la relación con Bosé terminó, la vida de Nacho Palau dio un giro de 180 grados. Pasó de tenerlo todo a no tener absolutamente nada. Vivía como un marqués, y nada más mudarse a Valencia, se puso a currar en una fábrica por 1.000 euros al mes. Palau pasó de tomar el sol en la mejor villa de México a partirse el lomo durante ocho horas diarias para dar de comer a sus hijos.

Conforme pasan los días, Nacho va soltando perlitas sobre su relación con el artista. Fue feliz durante años, pero el mal rollete con Miguel llegó al punto de ser insoportable. Bosé le ofreció un piso para quedarse en México, pero Palau prefirió recoger sus bártulos y regresar junto a su familia. Ahora vive en Chelva, tiene dos 'nanos' a su cargo y lucha por ganarse el pan.

El día a día del superviviente no entiende de lujos ni excesos. Lleva una vida humilde y, en ocasiones, le agobia no poder llegar a fin de mes. Le ofrecieron dinerales por rajar en televisión, pero siempre prefirió mantenerse al margen: "Tenía ofertas y tenía personas que me decía Nacho esto te ayudaría. Te estás matando, estás yendo a currar, encabronado todo el día... Me faltaba no estar tan asfixiado".

Nacho Palau en 'Supervivientes'

"Tengo 50 años, me he separado hace tres y tengo dos nanos. Nunca he sido ambicioso, me he conformad con trabajar, he sido feliz", comentaba ante sus compis de concurso. En cuanto a su situación económica, admitía haber vivido con muy poco durante los últimos años: "No he salido a comer pero me tomo mis cervecera...Con el dinero, justísimo".

Temas
Inicio