El primer edredoning de Anabel y Yulen en 'Supervivientes': su noche de pasión sobre la esterilla

El primer edredoning de Anabel y Yulen en 'Supervivientes': su noche de pasión sobre la esterilla
Sin comentarios

La Pantojita y el esgrimista no han podido resistirse a los placeres de la carne. El tonteo entre ambos era más que evidente, y aunque Julen parecía reticente a comerle los morros a la sobrinísima, finalmente lo ha hecho. La reunificación de grupos en 'Supervivientes' ha unido de nuevo a Anabel y Yulen, y esta vez no han dejado pasar la oportunidad retozar sobre la arena.

Cuando creíamos que Yulen estaba haciendo el papelón de su vida con tal de proteger su estancia en el concurso, va y se come a besos a la que, según él, es la mujer que más feliz le ha hecho en los últimos años. Todo comenzó como una simple amistad, pero el esgrimista enseguida confesó sentirse atraído por Anabel.

La que inició el tonteo fue ella, pero él que cayó rendido ante sus encantos en menos de lo que tardaría la Pantojita en zamparse un sandwich de nocilla. Anabel adora el tonteo, el jugueteo y que le coman la oreja (también literalmente). Él, sin embargo, es un hombre sensible que se deja llevar por lo que dicta su corazón. No le importa el físico ni el qué dirán, Yulen quiere que fluir y que el amor haga el resto.

Y así ha sido. Ambos han fluido hasta el punto de revolcarse sobre los Cayos Cochinos envueltos en una lona. Las cámaras del reality han captado todos los detalles de su noche de pasión, y podemos confirmar que ha habido besos, caricias y algún tocamiento sospechoso. No han practicado el 'Waka-waka' por falta de energía, pero los labios de Anabel ya han probado los de Yulen.

Temas
Inicio