Victoria Federica, pillada tras una noche de farra por Madrid: sin zapatos y a lomos de una amiga

Victoria Federica, pillada tras una noche de farra por Madrid: sin zapatos y a lomos de una amiga
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Señoras y señores, Victoria Federica de Maricharlar y Borbón también es humana. Aunque parezca de otra especie, la nietísima de don Juan Carlos es de carne y hueso. Tiene sangre azul, sí, pero eso no impide que el regreso a casa después de una noche de farra sea un verdadero infierno. No la hemos pillado entrando a un kebab ni poniéndose morada en cualquier 'vending' de la capital, pero tenemos las pruebas de que la 'influencer' tuvo sus dificultades hasta llegar a casa.

¿Quién no ha salido de fiesta y se ha agarrado una moña del quince? ¿A quién no han tenido que llevarlo a casa alguna vez entre varios colegas? Eso es 'typical spanish', leñe. Victoria Federica no ha llegado hasta tal extremo, pero está claro que la muchacha sabe pasárselo bomba. Siendo la invitada de oro a todos los eventos molones de la capi, resulta bastante sencillo ponerte 'piripi' cada dos por tres sin ni siquiera darte cuenta.

Desde que la hermana de Froilán (el fiestero de España) hiciera pública su cuenta de Instagram, la tía ha sido invitada a los mejores eventos y fiestas de Madrid. Se codea con lo más 'top' del panorama 'instagramer', luce unos modelitos de infarto y lo más importante, entra gratis a las mejores 'parties' del momento.

Aunque la churri de Jorge Bárcenas goza del privilegio de pasarse el día de evento en evento, no todo son risas cuando acaba la noche. El programa 'Viva la Vida' ha emitido unas imágenes de Vic nada más salir de una discoteca. Acompañada por su novio y unas amigas, la 'influencer' lucha contra el dolor que le producen sus tacones hasta que decide hacer una parada y acabar con el sufrimiento.

Victoria Federica descalza
Victoria Federica, descalza tras una noche de farra por Madrid - Telecinco

A tomar por saco los zapatitos de princesa. La hija de Jaime de Marichalar se descalzó y recorrió varios metros sin importarle ni un poco acabar con los pies más negros que el tizón. Una buena amiga de la joven, al percatarse de aquello, decidió echarse a hombros a Victoria, pero no logró avanzar ni tres pasos. La sobrina de Felipe VI, como buena fiestera, continuó el camino con los tacones en la mano.

Victoria Federica
Victoria Federica, a lomos de su amiga por culpa de unos tacones de infarto - Telecinco
Temas
Comentarios cerrados
Inicio
Inicio