Violeta Mangriñán y Fabio Colloricchio se dejan un riñón en el carrito de su hija: el cochecito más caro del mercado

Violeta Mangriñán y Fabio Colloricchio se dejan un riñón en el carrito de su hija: el cochecito más caro del mercado
Sin comentarios

El estilo de vida de Violeta Mangriñán y Fabio Colloricchio es lo más parecido al de un narco multimillonario. Y no es porque trafiquen con ninguna sustancia ilegal, es que son adictos a gastar pasta sin parar. Adoran las marcas hasta el punto de guardar a su perra en una bolsa de Prada o pillarse las chancletas más cara de Hermés. No tiene límite y, como era de esperar, colmarán a su hija de todos los lujos que cualquiera pueda imaginar.

Podríamos denominarlo 'el síndrome del nuevo rico'. Se trata de una especie de afición por comprarlo todo más caro de lo que realmente es. Consiste ir al supermercado y comprar siempre, absolutamente siempre, lo más caro. Da igual que las patatas fritas de Hacendado te gusten más que las las ultracrujientes de 'Lays', el síndrome te obliga a comprar "las de marca".

Eso es exactamente lo que sucede con Violeta Mangriñán y Fabio Colloricchio. Ellos siempre visten, comen y calzan caro. Muy caro. Y su niña, antes de nacer, ya padece el mismo síndrome que sus padres. La 'influencer' y el 'reguetonero' le han comprado todo lo comprable y, por supuesto, no podía faltar el carrito: 1.300 pavos de cochecito de bebé.

El carrito de Gala, la hija de Violeta y Fabio - Instagram
El carrito de Gala, la hija de Violeta y Fabio - Instagram

Mientras el resto de mortales heredamos el carrito de generación en generación, 'Vio' se ha dejado un verdadero pastizal en el de su niña. Al parecer, tiene integrado un sistema ultramoderno que cuenta con un diseño ergonómico y con una suspensión de cuatro ruedas jamás vista. Pero no, no se pasea solo. Violeta y Fabio tendrán que empujarlo o contratar a alguien para que lo haga.

A juego con el vehículo de su retoña, la parejita se ha hecho con una bolsa de Prada cuyo precio es mejor no saber. El mítico bolso feo en el que las madres guardan las toallitas, el sacamocos y demás artilugios para el cuidado de su bebé, Violeta lo tiene de marca. Es el más caro, el más prestigioso y el más molón.

La ropita de Gala, la hija de Violeta y Fabio - Instagram
La ropita de Gala, la hija de Violeta y Fabio - Instagram

Para rematar, la 'instagrammer' ha comprado unas zapatillas Nike en tamaño mini y una camisetita de Ralph Lauren monísima de la muerte. Como decía: todo caro, de lujo, de locos. ¿El objetivo? Alimentar el síndrome del nuevo rico' hasta comprobar en qué ser es posible transformarse.

Temas
Inicio