La gran mentira sobre el concierto homenaje de la Jurado que se ha contado para desacreditar a Rocío Carrasco

La gran mentira sobre el concierto homenaje de la Jurado que se ha contado para desacreditar a Rocío Carrasco
Sin comentarios

Ya pasada la resaca del concierto 'Mujeres cantan a Rocío Jurado' que se celebró el pasado martes 8 de marzo en el WiZink Center de Madrid y que Telecinco emite este viernes 11 de marzo en lugar del 'Deluxe', toca ir dando cera y puliendo algunos de los datos que se han publicado sobre este sonado evento donde el batiburillo del famoseo que se juntó en la alfombra morada era tan variopinto que parecía el típico trabajo de la universidad en el que el profesor hacía los grupos.

Muchos se han empeñado en retratar esta reivindicación del Día Internacional de la Mujer de Rocío Carrasco a través de la figura de su madre Rocío Jurado con la ayuda de artistas como Rigoberta Bandini, Ruth Lorenzo, Edurne, Pastora Soler o Sofía Ellar. En concreto, se ha hablado mucho del número de asistentes con el fin de calificar de "estrepitoso fracaso" el concierto, tal y como nosotros mismos hicimos tras conocer el lento ritmo de la venta de entradas días antes del 8-M. 

El aforo de este estadio de la capital madrileña donde se realiza toda algarabía de cierta envergadura oscila las 15.000 personas, aunque para este evento en concreto se esperaba la respuesta masiva de 8.000 Juraders (fans de la Jurado). 

Según publicaron algunos medios como 'La Razón', el número del evento 'Mujeres cantan a Rocío Jurado' no superó la friolera cifra de 3.000 asistentes, algo que hoy mismo la periodista Marina Esnal se ha encargado de desmentir en el mismo medio.

 

Entre 4.000 y 4.5000 asientos se llenaron en este homenaje a la Jurado del 8-M, unos cuantos más de los que se señalaron en un primer momento. El medio alega que muchas de las entradas que marcan esta significativa diferencia cuantitativa fueron regaladas a famosillos de segunda, prensa y algún que otro enchufadillo, lo cual no cambia que las expectativas se cumplieron en algo más de la mitad y que cerca de un tercio del aforo -que difícilmente suele completarse tras el covid- estuvo ocupado por gente que lo  acabó dando todo (e incluso enseñando las tetas) en esta fiesta.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio