Paz Padilla ya no se calla y destapa el verdadero motivo de su fulminante despido de Mediaset en un programa de la competencia

Paz Padilla ya no se calla y destapa el verdadero motivo de su fulminante despido de Mediaset en un programa de la competencia
Sin comentarios

En un tiempo no muy lejano, Paz Padilla y Belén Esteban protagonizaron una de las batallas más top de la cadena a raíz del discursito que dio la primera sobre el Covid en vísperas de año nuevo. Esta movida provocó que la presentadora cogiera carretera y manta de las tardes telecinqueras y no se le volviera a ver el pelo hasta que la revista 'Lecturas' entró en el juego. El medio pink confirmó el despido definitivo de la Padilla por parte de Mediaset y puso fin a tanta especulación sobre el paradero desconocido de la gaditana.

La reaparición de la humorista en estas nuestras televisiones es una de las cosas más esperadas por parte de la audiencia cotilla junto con el modelito de la Pedroche en Nochevieja y las meteduras de pata en directo de la Patiño. La mami de Anna Ferrer ha vuelto al ruedo en el programa 'Tot es mou' de TV3 que, casualmente, se emite en el mismo horario que su ex show de por la tarde 'Sálvame' y con el objetivo de darle a la sin hueso sobre su obra 'El humor de mi vida'.

Salseo arriba, salseo abajo, entró en debate el hasta nunqui de la actriz de su antiguo curro y la susodicha respondió sacando balones fuera: "¡Pero si hace dos días! Si yo he trabajado toda mi vida. Yo soy una trabajadora (...). ¿Pero a quién no lo han despedido? Cuando trabajas es normal que en algún momento prescindan de ti. Ya está", alegó la cómica, y tiene razón ¿a quién no lo han largado de su trabajo por inventarse la terminología de una pandemia mundial frente a la cara de cuadro de María del Monte y a una anonadada de Anne Igartiburu?

Eso sí, la escritora reconoce que "lo dio todo" en sus 13 años capitaneando el cortijo y que está totalmente abierta a nuevas ofertas de trabajo por lo que no sería de extrañar que dentro de poquito la veamos vendiendo un carísimo colchón a altas horas de la madrugada o una máquina de calambrazos para ejercitar los abdominales mientras te deleitas con los dramitas de 'Pasión de Gavilanes'.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio