La pesadilla de Carlos Herrera con sus okupas que acabó gracias a la intervención de la policía

La pesadilla de Carlos Herrera con sus okupas que acabó gracias a la intervención de la policía
Sin comentarios

Carlos Herrera ha tenido una mala experiencia con okupas y no, no refiriéndose a cómo su hijo se está apoderando de su imperio radiofónico. El presentador está de vacaciones y, desde la página web de la COPE para que sus 'Herrerers' no se queden sin su dosis diaria de pedantería, están recordando algunas de las mejores anécdotas narradas por el presentador en su programa.

La 'okupación' es un problema de lo más habitual en nuestro país. Fijaos en cómo se está adueñando Leticia Sabater de las listas musicales o los colaboradores de 'Sálvame' de todas las franjas horarias de la programación de Telecinco (ya sea jugando a ser modelos, cantantes o partiendo una sandía). En el caso de Herrera sucedió en su segunda residencia de Mataró.

Carlos Herrera en la COPE

Un grupo de personas se adueñaron indebidamente de su casa. Así lo contó Carlos en su charla con el actual alcalde de Mataró, David Bote: "El dato de Mataró: es una población de 150 mil habitantes, equivale a una capital de provincia. Me he criado allí", explicaba el presentador durante su charla en 'Herrera en COPE'.

Carlos Herrera Camino De Santiago 1

"En lo que llevamos de año se han producido más de 200 'okupaciones' en Mataró, una cifra que preocupa al alcalde de la ciudad, a los vecinos y a quienes en algún momento vivieron allí, como es el caso del presentador de 'Herrera en COPE'", explicaba Carlos haciéndose un Aída Nízar al hablar de sí mismo en tercera persona.

La pesadilla de Carlos con los okupas

Unnamed

Carlos ha narrado ya saliéndose de la función de narrador omnisciente cuál fue su drama con los okupas: "En la casa en la que yo vivía, la 'okuparon'. El edificio se fue vaciando, como era el caso de tantos otros de la zona que, al quedarse sin vecinos que viviesen en su interior, se convertían en el blanco perfecto para los 'okupas' que se disponían a entrar para no salir. Era un piso de alquiler", comenzaba narrando Herrera.

Herrera se convirtió en aquel tiempo en un experto en okupación: "Unos llaman a otros y hasta que no intervino la policía pasó bastante tiempo", decía creyéndose el Profesor de 'La Casa de Papel' en cuanto al tema se refiere, como si conociera a la perfección el modus operandi. Finalmente explicó que la policía tardó tanto en llegar que todos los habitantes ilegítimos de su vivienda pudieron oponerse contra la autoridad por número, aunque finalmente consiguieron echarlos de la casa de Mataró del locutor.

Temas
Inicio