'Planeta Calleja': Kiko Rivera se sincera sobre su pasado con las drogas y confiesa que Isabel Pantoja lo desatendió en el proceso

'Planeta Calleja': Kiko Rivera se sincera sobre su pasado con las drogas y confiesa que Isabel Pantoja lo desatendió en el proceso
Sin comentarios

Kiko Rivera ha sido el protagonista de la nueva entrega de 'Planeta Calleja'. Junto con el intrépido presentador, Jesús Calleja, ha puesto rumbo a Nepal donde, entre elefante y elefante, ha concedido una entrevista cual Sálvame Jungly.  Tanta palmera parece que abre el corazón del cantante ya que ha soltado más de un titularaco. El más impactante hubiera sorprendido hasta el mismísimo George Javier de la jungla: ha culpado a la Panto de sus problemas con las drogas.

En un principio, parecía que había sido la tonadillera la que había sacado al DJ del duro bache de las droguis pero la realidad es totalmente opuesta. Kiko ha confesado que su madre solo se preocupó una semana, que es menos de lo que dura la batería del Nokia 2350 que seguramente conserva la folclórica: "Luego no volvió a preguntarme nunca más cómo estaba". El cantante admite que su madre ha sido uno de los factores por lo que cayó en las drogas: "Probablemente gran parte de que tu hijo sea así sea culpa tuya, porque no has estado conmigo todo el tiempo que deberías haber estado".

Kiko aprovecha y suelta dardos más envenenados que la herencia de Cantora: "No quería ver que su hijo era así. Pero tu hijo es así". Sentencia el cantante de gorra perenne. Dejando a Isabel de lado (que bastante tiene por procesar), ha tenido palabras para otros miembros de su familia: "Si quieres que hablemos de amor, tenemos que hablar de mi abuela, no de mi madre".  Lo siento Isabel, Parece que hoy no te libras. "Esa era la que me daba amor, la que me abrazaba, la que me besaba". Anuncia Kiko en un brote de oso amoroso.

 

El que fuera patriarca de Cantora, Paquirri, juega un papel clave en la entrevista. El reparto de sus reliquias dio más guerra que un rollo de papel higiénico en cuarentena: "Esto no solo me ha provocado problemas con mi madre, también con mis tíos, con mi hermana, con mi prima". No es por ser negativo, pero si Kiko quiere comer estas navidades pollo a la Pantoja, va a tener que ir buscando un tutorial por Youtube: "La familia Pantoja para mí no existe".

Temas
Inicio