Gerard Piqué, un apestado en su propia casa: la estrategia de Shakira para evitar cruzarse con él

Gerard Piqué, un apestado en su propia casa: la estrategia de Shakira para evitar cruzarse con él
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

El mal rollete entre Shakira y Piqué no tiene fin. La cantante no quiere verlo ni en pintura. Continúa dolida, decepcionada y triste. Sus años de noviazgo con el futbolista fueron, en cierto modo, un engaño. Él se corría unas juergas infinitas, se lo pasaba teta con nuevas amigas e incluso comenzó una supuesta relación con una jovencísima camarera. Todo ello mientras Shakira, enamorada hasta las trancas, confiaba en que su churri era un ser de luz que jamás le haría daño.

Al final, la verdad salió a la luz y la relación se fue al traste. Harta de ser el segundo plato, la colombiana dio el paso de separarse y ambos comenzaron los trámites. Él se instaló en un pisito de soltero situado en Barcelona, y ella, aunque desea abandonar España cuanto antes, continua en el que fuera el domicilio familiar (que, por cierto, está a nombre de Gerard).

Hasta hace unos días, los niños estaban con su madre. Viajaron a EEUU, visitaron el campo de los Dodgers y, ahora, es el turno de marchar con papá. Piqué pasará gran parte del mes de agosto con sus retoños y ya ha acudido hasta el que fuera su hogar para recogerlos. Sin embargo, lejos de acceder a la vivienda, el futbolista esperó a sus hijos en la entrada.

 

Tal y como publica Informalia, Gerard ni siquiera metió el coche en el garaje para evitar a la prensa, como sí ha hecho en otras ocasiones. Esta vez, el del Barça aparcó en la puerta del domicilio y esperó a que bajaran sus retoños. Con Shakira, por supuesto, ni se cruzó. No quieren verse las cara, y quizás por eso la cantante le haya prohibido la entrada.

Temas
Inicio
Inicio