Fani y Christofer dejan atrás los dramas de 'La isla de las tentaciones' y se embarcan en una aventura totalmente diferente

Fani y Christofer dejan atrás los dramas de 'La isla de las tentaciones' y se embarcan en una aventura totalmente diferente
Sin comentarios

Atrás quedaron los tiempos en los que Fani se ponía hasta arriba de copitas de agua con misterio y mordía el cuello de sus tentadores con la excusita: "Es un juego" porque el 'Cluedo' es complicado para las mentes confundidas tras varios shots de tequila. Y como olvidar cuando Christofer hizo historia en el país y pregonó a los cuatro vientos: "¡ESTEFANÍAAA!", creando una nuevo lema nacional que, a día de hoy, solo lo ha superado el "¡Te arrastro!" de Rosa Benito y el "¡Saca un disco!" de Belén Esteban a Miguel Iluminado Bosé.

Ahora el infierno se ha helado o lo que es lo mismo, Fani quiere ser madre. La parejita lo ha comunicado así a través de su canal de 'Mtmad', 'A pesar de todo': "Quiero que nos acompañéis en esta nueva etapa que vamos a vivir junto a nosotros", ha comenzado a decir la ex concursante de 'Supervivientes' muy lógicamente porque, si hemos estado presentes en cada cuerno de estos "tortolitos", sería muy maleducado por su parte que no nos incluyeran en su nueva faceta de papis.

 

El dúo ha acudido a una clínica de fertilidad de Marbella porque no consiguen quedarse preñaditos de forma natural y, según los médicos, puede deberse al mismo estrés que le genera a la futura mami no quedarse embarazada: "Veo bebés por todos lados, veo carritos, veo mamás embarazadas, mamás mayores", ha expresado la colaboradora que ya tiene un hijo de 13 años, Emilio, fruto de otra relación.

La cosita ha quedado en que Fani se tiene que hacer un tratamiento de estimulación ovárica que dura 13 días y Christofer, allí mismo, se ha sometido a un seminograma con el que la doctora le ha advertido que lo más recomendable hubiera sido estar tres días de abstinencia sexual antes del procedimiento "Pues lo hemos hecho hoy y ayer" le ha espetado la tertuliana a la profesional de la medicina que se debía conocer ya las experiencias coitales de la madrileña porque no se ha asombrado ni una mijita.

"De aquí a nada a ver si viene ya el bebesito o la bebesita. A ver si viene Valentina o viene Mario", ha sentenciado Fani, eliminando todas nuestras esperanzas de que el churumbel se llame Rubén como su tío lejano pero muy bien avenido (guiño).

 

Temas
Inicio