Gerard Piqué y su conflicto en PortAventura: casi acaba a leches con un padre furioso

Gerard Piqué y su conflicto en PortAventura: casi acaba a leches con un padre furioso
Sin comentarios

El pasado martes, Piqué decidía pasar el día junto a sus criaturas en el parque de atracciones. Ya no queda nada para que Milan y Sasha abandonen Barcelona para siempre, y el futbolista, apenado, quiere aprovechar al máximo estas fechas.

Padre e hijos pusieron rumbo a PortAventura y allí disfrutaron de cientos de 'cacharritos'. Los niños se lo pasaron pipa y Piqué es feliz solo con verles sonreir. Tal era el grado de felicidad de Gerard que hasta acompañó a sus renacuajos en alguna atracción, y fue allí donde ocurrió el desastre.

Al parecer, el ex de Shakira estaba jugueteando con una botella de agua que acabó derramada sobre el carrito de un bebé. Fue un descuido, no lo hizo queriendo, pero el padre del pequeño empapado se pilló un rebote de tres pares de narices.

Cuando Piqué bajó de la atracción, aquel padre furioso estaba esperándolo para cantarle las cuarenta. Tal y como publica Informalia, el personal de seguridad que acompañaba al futbolista impidió cualquier contacto. "Él bajó de la atracción, vio al padre y se fue sin mirarlo si quiera", reveló un testigo en 'Sálvame'.

Temas
Inicio