El inesperado juego sexual que le pidieron (y asustó) a Marta López

El inesperado juego sexual que le pidieron (y asustó) a Marta López
Sin comentarios

Marta López llegó a nuestras televisiones allá por el año 2001 cuando los caretos de los concursantes de 'Gran Hermano' fueron un misterio y Mercedes Milá presentó las galas enseñando sus tanguitas de 'Intimissimi' a la audiencia. 

El desparpajo y el salero de López no hizo ni pizca de gracia al público ya que la mandaron a tomar viento fresco a los 10 días de comenzar el concurso. Esto le importo poquito a Martita porque se agarró a los platós de 'Telecinco' cual chicle 'Boomer' en cuero cabelludo.

En el programita donde Marta le da a la sin hueso ahora, 'Ya son las 8', estaban charloteando sobre la última visita de Belén Esteban a 'La Resistencia' donde la princesa del pueblo/reina de la patata frita del súper se ha coronado como la patrona del tupper sex, apodo muy de telenovela colombiana pero con una maruja salidorra como protagonista en vez de una narca en apuros, al llevar juguetitos sexuales al show de Broncano.

 

Siguiendo esta temática picarona. López ha compartido con los espectadores la práctica sexual que le propuso una de sus ex parejas: "Yo me quedé un poco cortada porque una pareja que he tenido me pedía que le pegara con una fusta", ha señalado la tertuliana a puntito de convertirse en la nueva prota de '50 Sombras de Grey' versión ibérica y con José Coronado como galán masculino.

"Entonces era muy gracioso porque yo la fusta la he usado como tú, para el caballo. Yo tenía práctica, pero era un poco...", ha sentenciado la colaboradora, afirmando que el único cuero que ha comprado en su vida proviene de las tiendas de Amancio y no de locales con cabinas por horas.

 

Temas
Comentarios cerrados
Inicio
Inicio