El motivo por el que Belén Esteban ha acabado en comisaría junto a su abogado

El motivo por el que Belén Esteban ha acabado en comisaría junto a su abogado
Sin comentarios

Lo que no le pase a la Esteban no le pasa a nadie. Este miércoles, la policía marcó el número de teléfono de Belenchu para comunicarle algo importante: "Doña Esteban, ¿puede usted pasarse por comisaría?". Y la de Paracuellos, cagaíta de miedo, llamó a su abogado para acudir a su cita en el cuartelillo. Una vez allí, descubrió que un espía estaba siguiendo sus pasos.

Sí señor, existe un agente secreto que anda detrás de la Esteban en busca de algún trapo sucio que pueda ocupar la portada de una revista. La policía, al descubrir a un tío merodeando por el barrio de Belén, decidió avisar a la colaboradora para que tomase precauciones. Pero lo más fuerte de todo es que, para sorpresa de Belenchu, el espía es uno de sus compañeros de 'Sálvame'.

Por el momento, vayamos descartando compañeros. Lydia Lozano jamás podría hacer un trabajo como este, sus mechas son tan potentes que se ven a kilómetros. Lo mismo le pasa a Matamoros, que entre el tamaño de sus músculos y el brillo de su calva, es difícil que pase desapercibido. Anabel Pantoja es demasiado escandalosa, Kiko Hernández tiene tanta pasta que jamás necesitaría espiar a la Esteban y Chelo, por muy periodista que sea, ya no está para esos trotes.

Los posibles espías de Belén
Los posibles espías de Belén Esteban

El misterioso espía de Belenchu, señoras y señores, no es otro que el mismísimo Gustavo González, y menudo rapapolvo le ha caído en pleno directo: "Me ha llamado la policía para avisarme lo que tenías en tu casa mío, ¿te crees que soy una delincuente? Eso lo tenías en tu casa, mío y de mucha gente, y me parece de muy mal compañero. ¿Qué querías? ¿Encontrar multas? No tengo ni una", comentaba Belén a grito pelao.

Al parecer, el maridín de María Lapiedra habría "cogido prestado" algo perteneciente a la intimidad de Belén para conseguir algún tipo de información. En directo, el paparazzi se ha limitado a defender su puesto de trabajo: "Soy periodista". Anda mira, otro como la Riesco, que cada vez que abre la boca repite lo mismo.

Belén Esteban
Belén Esteban, cabreada como una mona tras ser espiada por el agente secreto 'Gus'

"A mí nadie me tiene que investigar si tengo cosas malas en la policía. Que sea la última vez que lo haces", sentenciaba Belén sin reparo alguno. Gustavo, sin saber dónde meterse, se limitó a guardar silencio.

Temas
Inicio