La verdad sobre Olga Moreno: soporta los achuchones entre Marta Riesco y Antonio David mientras ejerce de cuidadora

La verdad sobre Olga Moreno: soporta los achuchones entre Marta Riesco y Antonio David mientras ejerce de cuidadora
Sin comentarios

Olga Moreno las pasó canutas durante algunos meses pero, a día de hoy, la  es una mujer nueva. Ha conseguido superar la infidelidad del que era su marido y, en este momento, disfruta del verano como cualquier otro mortal. Vive en Málaga, se gana los cuartos gracias a su tienda de ropa y es el sustento de dos retoños: Lola y David Flores, hermanos por parte de padre.

Cuando la relación entre la reportera y el padre de Rocío Flores salió a la luz, España al completo quedó paralizada. El caos llegó a Mediaset y, por supuesto, a la vida de Olga Moreno, que descubrió aquel pastelón a través de una revista. Su marido la engañó, se enamoró de otra y comenzó una nueva vida a sus espaldas. Ella, enchochada hasta las trancas del que fuera su compañero durante 20 años, tragó saliva y asumió la situación.

Antoñito se portó como un verdadero sin vergüenza, pero Olga sí supo hacer lo que debía. Mantuvo la compostura, se tomó un descanso televisivo y aclaró sus ideas desde la elegancia más envidiable. Luchó por mantener una buena relación con su ex y, a día de hoy, se llevan a las mil maravillas. Él hace su vida junto a la Riesco mientras Olga aguanta sus carantoñas ' 'instagrameables' desde Málaga.

 

El ex guardia civil y la periodista ya no se cortan. Salen juntos, posan en redes y hasta hacen planes con Rocío Flores. Están profundamente enamorados y comparten un pisito en la capital, situado a pocos metros de Telecinco. Viven en pareja y sin retoños, como dos novios que acaban de comenzar su idilio, pero hay algo que el ex de la Carrasco parece haber olvidado: tiene dos hijos que dependen del buen hacer de Olga.

Tanto David (hijo de Rociíto) como la pequeña Lola viven junto a la ganadora de 'Supervivientes'. Así se acordó y esa es realidad. Moreno parece conforme con la decisión, aunque más conforme debe estar el excolaborador de 'Sálvame', que lleva una vida de veinteañero enamorado a sus 46 tacos.

Temas
Inicio