El vídeo de Ortega Cano fuera de sí: estalla como nunca contra Telecinco y dice estar al límite

El vídeo de Ortega Cano fuera de sí: estalla como nunca contra Telecinco y dice estar al límite
Sin comentarios

El todavía marido de Ana María Aldón ha estallado como jamás lo había hecho. Ayer por la tarde, el torero abandonaba su sofá para enfrentarse con la prensa en la puerta de su casa. Allí se encontraba una reportera de 'Sálvame', y el diestro, visiblemente afectado, dijo estar al límite: "Le queda poco a Telecinco para acabar con mi vida. Están a punto de conseguirlo".

Ortega no soporta al presión mediática. Así se lo comunicó a su mujer y a su hija, GloriaCá, pero ninguna de ellas optó por abandonar la televisión. Aldón, en su última entrevista, admitió estar pasando por un bache con el torero, y este, desesperado, tan solo quiere que no se hable de él en Telecinco: "Llevan mucho tiempo conmigo, pero ya no tengo fuerzas. Ya estoy abatido de la forma en la que me tratan, la forma tan cruel".

"Yo no les he hecho nada, al contrario, les he hecho ganar mucho dinero, pero de la manera en la que me están tratando, con mis años y con todo lo que he sufrido en mi vida... me están haciendo sufrir más", decía Ortega sobre la cadena de Vasile. "¿Qué les he hecho yo? Pido a España que sean justos conmigo, estoy harto de que me traten de esta manera porque ya no tengo fuerzas", repetía.

 

En lo que respecta a su relación con Ana María, Ortega desmentía la ruptura: "Estoy solo en mi casa. Me llevo con mi mujer fantásticamente, ella está en Andalucía, yo aquí en Madrid y de pronto estaremos juntos, pero ustedes tienen que acabar con mi vida".

Además, aprovechó para lanzar una advertencia a Rocío Carrasco, que aseguró en su docuserie que el torero no se portó bien con su madre: "Cuando se hable de Rocío Jurado y digan que yo la he hecho daño, mira, que Dios sea justo con aquellos que lo dicen. Estoy harto".

 

La periodista de 'Sálvame' insistió, una vez más, en conocer la verdadera relación entre Ortega y Ana María. El torero, muy nervioso, estallaba: "No hay crisis en mi pareja, no hay nada. Ustedes quieren por narices que caiga. Por favor, ya está. No quiero decir nada más".

Temas
Inicio