Publicidad

Cayetano Rivera se sincera con su hermano Fran: así son sus recuerdos en Cantora, las anécdotas con Kiko Rivera y su visión sobre la herencia de Paquirri

Cayetano Rivera se sincera con su hermano Fran: así son sus recuerdos en Cantora, las anécdotas con Kiko Rivera y su visión sobre la herencia de Paquirri
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

A no ser que Isabel Pantoja tenga 'Netflix', la tonadillera no puede encender la televisión ni para mirar qué número de la lotería ha sido el premiado en el teletexto ¡Y mira que tiene cupones!. Da igual lo que sintonice, Telecinco o Antena 3, que se va a topar con algún enemigo íntimo. Si existiera un Instagram que en vez de con 'likes' funcionara con 'hates', la Panto sería la mayor influencer del panorama postureal.

El entrevistador del año ha conseguido por fin sentar a su hermano Cayetano en el sofá de su casa para charlotear con él en su sección de 'Espejo Público' a lo Ristoro Mejide, 'Rivera y amigos': "me ha costado mucho, es un tío impenetrable. Esta entrevista es la que más trabajo me ha costado conseguir y la más deseada", ha señalado sobre lo 'duro de pelar' que es su hermano para sentarse en un plató de televisión (y eso que el único foco que había era el reflejo del traje de luces que tiene en una vitrina...)

Gestorloco RTVE

Cayetano ha comenzado muy tranquilo, no como su primera entrevista con Jesús Quintero, que la recuerda con más silencios que la sala de espera de un hospital... No, desde la pandemia, lo que está en silencio es la barra de las discotecas. ¡Como ha cambiado la historia! "Me dijo que los silencios eran muy importantes, pero estaba aterrado", ha sentenciado pronunciando esta frase extrapolable para toda primera vez, en cualquier ámbito de la vida...

Tore

Fran le ha medio exigido a su hermano que, años después, defienda su polémica foto toreando una vaquilla con su pequeñaja en brazos: "Colgué una foto mía toreando con papá [...] Me acuerdo que pasé mucho miedo cuando toreé con papá, pero cuando él decía a torear era a torear. Pero me sentía muy seguro cuando me cogía a hombros", ha dicho Cayetano recordando de forma anecdótica el terror que le daba pisar el albero cuando era un renacuajo.

Captura De Pantalla 2020 12 21 A Las 12 40 21

"Eran lecciones un poco más espartanas", ha reconocido Fran explicando cómo su padre les enseñaba a afrontar el miedo: poniéndolos frente a una bestia de 100 kilos como si los tirara a la piscina sin manguitos...

Las Navidades de los Rivera en Cantora

Captura De Pantalla 2020 12 21 A Las 12 42 52 Cayetano asegura que estas Navidades las pasará junto a su familia en casa de su hermano Fran

"Lo que más recuerdo son las Navidades en Ronda con la mesa enorme donde poníamos el Belén. Nos podíamos juntar toda la familia, con juegos, conciertos...", ha recordado Cayetano con la ternura con la que mira la Pedroche una transparencia. Fran ha asentido y ha compartido que cree que fueron las más felices para ambos porque estaban rodeados de cariño por todas partes, como Tom Brusse con las solteras en 'La Isla de las Tentaciones' más o menos.

El marido de Eva González ha revelado que recuerda con especial ternura el año en el que Paquirri se disfrazó de Papá Noel para entregarles los regalos. Fran ha apuntado que eso sucedió en Cantora, antes de que estuviera reformada (pagada por los fans de la Pantoja) y gobernada por Agustín Pantoja. Cayetano ha añadido que Paco, su padre, disfrutaba mucho jugando y haciendo el payaso con ellos en aquella finca de Medina Sidonia: "tengo recuerdos de papá en Cantora jugando al 'Un, dos, tres' y a otros juegos".

Cayetano Rivera Junto A Su Hermano Fran Y Su Madre Carmen Ordonez GTres

Pero no todas las Nochebuenas han sido tan felices para el pequeño de los Rivera: "Hay navidades que mejor ni recordar, ahora es cuando estoy recuperando la ilusión. Hemos decorado la casa que parece una tienda de luces. Pero las Navidades en las que faltaba mucha gente... Hay veinticuatros (de diciembre) que los hemos pasado los dos solos", ha subrayado reconociendo no ser muy fan de la navidad. "No soy el Grinch, pero tampoco me entusiasma", ha dicho el torero contradiciendo a su hermano Fran, al que le encantan las fiestas navideñas. ¡No me extraña! ¡Si hasta les llevaron a 'Disneyworld' en submarino cuando eran peques!

Los descendientes de esta dinastía taurina creen que la apatía de Cayetano por estas fechas tan señaladas podría haberla heredado de Carmina Ordóñez: "A mamá no le gustaba nada la Navidad y decía: 'qué ganas tengo de que llegue la Navidad para odiarla', pero luego era la primera en ponerse jerséis de Papá Noel y escribir christmas", aunque creo que a la Pantoja nunca le llegó uno...

Fin del postu-toreo para él y para Cayetano Junior

Captura De Pantalla 2020 12 21 A Las 12 43 35

"La retirada ya va tocando. Cada vez está más cerca. Creo por un lado que va llegando el momento, pero por otro cuesta", ha reconocido Cayetano sabedor de que, por mucho que siga estando hecho un toro, ya va siendo hora de cortarse la coleta, aunque con la espinita de no haber podido ver a su padre en las gradas: "Me habría gustado escuchar algún consejo de mi padre en alguna conversación taurina. Cuando voy a la plaza siempre lo tengo en el pensamiento".

Y es que Cayetano comenzó muy tarde en el mundo del toreo, a los 28 años, más o menos la edad a los que acaban el MIR los estudiantes de Medicina. Ni si quiera su madre lo pudo ver torear por primera vez: "Empecé con 28 porque viví mi adolescencia como todo el mundo, no como tú que estabas siempre pringado", le ha dicho muy guasón a su hermano Fran, que le miraba con cierto recelo por no haber cogido ningún kilo durante la cuarentena.

Captura De Pantalla 2020 12 21 A Las 12 43 11

Pero la historia taurina de los hermanos ha estado muy ligada a la del otro, y así lo ha destacado el más pequeños de los dos, que siempre ha tenido a Francisco como un referente y por el que sufría casi más que por él: "No era muy partidario de torear los dos juntos. Por un lado era un sueño, era como recordar cuando jugábamos al toro de niños, pero pasaba mucho miedo".

"Cuando hacía el paseillo siempre te miraba", le ha dicho Caye a Fran mientras que a este se le caía la baba. El entrevistoreador ha querido saber si, antes de cada corrida (de toros), también recordaba al 'bobo', su abuelo: "Sí, además me acuerdo que el me llamaba 'Bolita' porque yo estaba gordito y a tí 'Picuo' por lo delgado que estabas. Ahora nos llamaría al revés", ha bromeado diciéndole a Fran zampabollos de forma cariñosa (si es que eso existe en el lenguaje entre hermanos...)

Captura De Pantalla 2020 12 21 A Las 12 44 42

Pero, para Cayetano Rivera, no solo es inminente su salida de los ruedos, sino que también la de su hijo (y de Eva González), aunque ni siquiera le haya dado la oportunidad de entrar: "No me gustaría nada que mi hijo fuera torero. Quiero que lo conozca, lo respete por lo que es y lo que ha significado para la familia, pero no quiero que se dedique a eso. Ni sabiendo que va a ser una gran figura".

Captura De Pantalla 2020 12 21 A Las 12 44 03

De hecho, el padre de baby Cayetano lo tiene tan claro que no conserva ningún cuadro, ni muleta, ni cabeza de toro en su casa, no solo porque Eva sea demasiado fashion como para tener esa catetada en su salón de influencer, sino porque no quiere sugestionar a su pequeño: "De ninguna manera, ojalá nunca llegué ese día que me diga 'papá, quiero ser torero'. Lo que haría sería intentar evitarlo".

Sobre Kiko Rivera y 'Cantora: la herencia envenenada'

Dl U469390 019

Cayetano ha demostrado querer mucho a su hermano Kiko, porque lo ha calificado de 'artista' y eso es amor (o una cita con un especialista en GAES la semana que viene). El vertiginoso ascenso en las listas musicales de su hermano hacen que el mediano de los Rivera esté muy orgulloso de él y, haciendo alarde de la confianza que han recuperado, ha aprovechado para contar una divertida anécdota sobre el único día que Paquirrín hizo el amago de formar parte de la historia de la tauromaquia española:

"Una vez que fuimos a verte torear en Ronda, estaba yo en el callejón con él, yo aun no estaba toreando, y le iba contando un poco como iba la cosa y demás. En un momento de la corrida, me dice 'hermano, ¿aquel de allí que es lo que tiene que hacer?' y le dije que era el torilero y que ese lo que hace es abrir la puerta para que salga el toro y cerrarla cuando ha salido. Y me responde '¿no tiene que hacer nada más?' le dije que no, y me pregunta '¿cuánto cobra?'. Él vio un papel posible en el mundo del toro". Pues te digo yo que eso lo borda: pues abriendo y cerrando las puertas de la habitación secreta de Cantora con las cosas de su padre ha descubierto el mejor negocio de su vida...

Ya que Cayetano ha sido noticia en el mundo del cancaneo, no solo por lo de la herencia de su padre, sino también por una supuesta infidelidad a su mujer, ha sido muy interesante escuchar de su boca qué relación tiene con la presa: "Tuvimos que irnos de Sevilla por el acoso mediático cuando papá murió, mamá decidió que en Madrid podríamos llevar una vida más normal. Eso condicionó nuestra vida", ha declarado recapitulando sus malos inicios con los periodistas.

Bocatones

"La prensa ha traspasado límites que no se deben traspasar. Lo llevo mal. Mi vida íntima es algo que considero mío exclusivamente y es algo donde debería tener yo el derecho a decidir hasta dónde", confesaba Cayetano mientras que, en nuestras mentes, se le dibujaba un bocadillo de pensamiento (a lo cómic) con la imagen de Karelys Rodríguez en 'Viva la vida'.

"No todo vale, el derecho a la información no es cualquier cosa. Eso es cuando es relevante para la sociedad, pero creo que hay un tipo de prensa con la que hay que tener mucho cuidado. No son conscientes de lo que se puede llegar a sufrir, pero ahí está y hay que intentar tener cuidado y respeto, hacer lo que esté en la mano de uno para que así sea", ha continuado muy tajante a la par que resignado.

Cayetano Rivera Portada Semana

En lo que parecía que iba a ser el clímax del salseo, el momento cumbre de esta especie de 'Mi casa es la tuya: family edition', Fran se ha negado a preguntarle sobre la herencia de Paquirri escondidas por la Pantoja: "Me parece muy bien que no me preguntes porque no te iba a contar nada. No hay nada de ese tema que tú ya no sepas, ya sabes que yo no entro en esas cosas", decía Cayetano yéndose de rositas, la antítesis de lo que hizo Kiko en 'Cantora: la herencia envenenada'.

"No hay nada que no sepamos los dos. Es un tema para nosotros muy delicado y muy doloroso. Cayetano y yo siempre hemos mantenido un discurso y, como dice mi abogado, los delitos pueden prescribir, pero la maldad no. Hay un hecho irrefutable que es que las cosas de mi padre están en un sitio y en posesión de alguien que no debería", ha zanjado Fran Rivera destacando que, si fuera por Kiko, ya tendría todas las cosas de su padre en su poder, no le cabe ninguna duda.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio